Getty Creativo
Frutas y verduras. - Foto: Getty Images

vida moderna

¿Qué se debe comer para limpiar los riñones?

Cuando se presenten dolores en los riñones es necesario acudir con un especialista.

Los riñones filtran los desechos y el exceso de agua de la sangre, lo que se vuelve orina, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados.

“La mayoría de las enfermedades renales ataca los nefrones. Este daño causa que los riñones no puedan eliminar desechos. Las causas incluyen problemas genéticos, lesiones o medicamentos y la persona puede correr mayor riesgo de padecer una enfermedad renal si tiene diabetes, presión alta, enfermedad cardíaca o un familiar cercano con algún problema de los riñones. La enfermedad renal crónica va dañando los nefrones de a poco con el transcurso del tiempo”, explica la Biblioteca en su página web.

Además, de acuerdo con el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón, que hace parte de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, las probabilidades de tener enfermedad de los riñones aumentan con la edad y entre más tiempo se haya padecido de las enfermedades nombradas hay mayor probabilidad de sufrir de la enfermedad de los riñones.

Otras enfermedades de los riñones pueden incluir: cáncer, quistes, piedras o infecciones y, para detectar si hay una enfermedad renal, el médico debe hacer pruebas de sangre y de orina, ya que, los síntomas se desarrollan muy tarde y por lo general aparecen cuando los riñones fallan completamente, que es cuando el médico debe ordenar un trasplante renal o un tratamiento con diálisis para reemplazar la función que normalmente desempeñan los riñones.

Teniendo en cuenta la función de los riñones, es necesario llevar una dieta saludable para limpiarlos y evitar que se acumulen toxinas. En esta línea, el portal La Vanguardia, en su sección Comer, recomienda consumir los siguientes alimentos:

Arándanos, cereales integrales, fresas, piña, frutas y verduras ricas en potasio, alimentos ricos en calcio e infusiones de perejil, diente de león, árnica, ortiga verde y de cola de caballo.

Todos estos alimentos tienen un rol fundamental en el organismo, eliminan la grasa acumulada en los riñones y hacen que este órgano funcione correctamente.

Tipos de cálculos renales

  • Cálculos de calcio. La mayoría de los cálculos renales son cálculos de calcio, suelen producirse en forma de oxalato de calcio. El oxalato es una sustancia que produce el hígado diariamente o que se obtiene en la alimentación. Ciertas frutas y verduras, así como los frutos secos y el chocolate, tienen un alto contenido de oxalato.
  • Cálculos de estruvita. Los cálculos de estruvita se forman a partir de una infección de las vías urinarias. Estos cálculos pueden crecer rápidamente y volverse bastante grandes, a veces, con muy pocos síntomas o pequeñas advertencias.
  • Cálculos de ácido úrico. Los cálculos de ácido úrico se pueden formar en personas que pierden demasiado líquido debido a la diarrea crónica o a la malabsorción, en aquellos que llevan una dieta rica en proteínas y en aquellos con diabetes o síndrome metabólico. Ciertos factores genéticos también pueden aumentar el riesgo de presentar cálculos de ácido úrico.
  • Cálculos de cistina. Estos cálculos se forman en personas con un trastorno hereditario llamado cistinuria que hace que los riñones excreten un aminoácido específico en grandes cantidades.

Así las cosas, es importante señalar que la mayoría de las piedras renales se eliminan del cuerpo sin ayuda médica y una de las recomendaciones de Healthline es consumir jugos naturales que ayudan a eliminarlas, como el de limón, el de albahaca, el de apio o de granada.

De todos modos, antes de consumir el alimento, lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona, pues la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.