Imagen de referencia de moringa
Moringa. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

¿Cómo bajar el azúcar en la sangre con canela y moringa?

Mantenerse hidratado es fundamental para reducir los niveles de glucosa en la sangre.

La glucosa es un tipo de azúcar, y es la principal fuente de energía del cuerpo. Cuando un paciente se practica una prueba de glucosa en la sangre, es para medir el nivel de azúcar en la misma.

De igual manera, con la ayuda de una hormona llamada insulina, la glucosa pasa del torrente sanguíneo a las células.

De acuerdo con el portal oficial estadounidense Medline Plus, “una cantidad excesiva o insuficiente de glucosa en la sangre podría ser un signo de un problema médico serio. Los niveles altos de glucosa en la sangre (hiperglucemia) pueden ser un signo de diabetes, una enfermedad que causa enfermedad del corazón, ceguera, insuficiencia renal y otras complicaciones”.

Mientras que, “los niveles bajos de glucosa en la sangre (hipoglucemia) también pueden provocar problemas médicos serios, como daño cerebral, si no se tratan”.

Teniendo en cuenta los niveles altos de azúcar en la sangre, el portal Tua Saúde le recomienda a las personas consumir el té de canela y de moringa para disminuir los mismos marcadores de glucosa.

En primera medida, se destaca que canela favorece la resistencia a la insulina y a la glucosa, por esto es tan importante para reducir los niveles de azúcar. Para preparar el té se deben colocar tres palitos de canela en una olla con un litro de agua, luego, se deja hervir y al terminar se puede tomar tibio hasta tres veces al día.

En lo que corresponde a la moringa, esta planta tiene efecto hipoglucemiante natural. En té se elabora agregando 250 ml de agua y 10 g de hojas moringa en una olla. Se pone a hervir y al final se deja reposar para poder consumir.

Hábitos importantes que ayudan a prevenir la diabetes

Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, señala algunos hábitos que pueden contribuir a la prevención de la diabetes:

1. Bajar de peso

Según indica la entidad de salud, las personas que tienen exceso de peso, según el diagnóstico de un doctor, deben perder kilos para disminuir el riesgo de padecer diabetes. La Asociación Americana de Diabetes aconseja que quienes tienen prediabetes bajen entre el 7 % y el 10 % de su peso para evitar el progreso de la enfermedad.

“Las personas que participaron en un estudio grande redujeron el riesgo de desarrollar diabetes en casi un 60 % después de bajar aproximadamente el 7 % de su peso corporal con cambios en la actividad física y en la dieta”, detalla Mayo Clinic.

2. Alimentación saludable

Una dieta equilibrada no solo ayuda a prevenir la diabetes, sino que aporta beneficios al bienestar integral de las personas. Así lo explica la Organización Mundial de la Salud. “Una dieta saludable ayuda a protegernos de la malnutrición en todas sus formas, así como de las enfermedades no transmisibles, entre ellas la diabetes, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer”.

Es importante consultar a un doctor y a un nutricionista para recibir la asesoría profesional adecuada de acuerdo a las necesidades individuales de cada persona. No es recomendable seguir dietas extremas de internet o publicadas en redes sociales, difundidas generalmente por personas que no son expertas en nutrición.

Mayo Clinic señala que los alimentos que se destacan por tener un contenido elevado de fibra ayudan a perder peso y disminuyen el riesgo de padecer diabetes. “Retrasa la absorción de azúcares y reduce los niveles de glucosa en la sangre”, explica.

Algunos de estos alimentos son:

  • Frutas, como tomates, pimientos y frutas de los árboles
  • Vegetales sin almidón, como hortalizas de hoja verde, brócoli y coliflor
  • Legumbres, como frijoles, garbanzos y lentejas
  • Cereales integrales, como pastas y panes integrales, arroz integral, avena entera y quinua.