Jabuticaba
La jabuticaba es una fruta exótica y rica en vitaminas y minerales. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

La poderosa fruta que ayuda a prevenir el cáncer y controla la diabetes

La ingesta de frutas y verduras le otorga diferentes nutrientes al organismo.

De acuerdo con la Organización Mundial para la Salud (OMS), el cáncer es la principal causa de muerte en el mundo, siendo el de pulmón, mama, colon y recto los más relevantes.

Entre los factores que más inciden en el desarrollo de cáncer están: el consumo de tabaco, de alcohol, alimentos de baja calidad y poca actividad física.

Es válido mencionar que prevenir el cáncer en su totalidad no es posible, pero sí se pueden disminuir las probabilidades de que las células malas se multipliquen de manera irregular, ya que aspectos genéticos, alimenticios y/o actividades no saludables influyen en su aparición.

Por su parte, según explica la Biblioteca de salud y medicina de los Estados Unidos, Medline Plus, cuando una persona padece de diabetes, sus niveles de azúcar (glucosa) en la sangre se encuentran elevados; la glucosa la obtiene el cuerpo a través de los alimentos que se consumen a diario.

“La insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrarles energía. En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina. En la diabetes tipo 2, la más común, el cuerpo no produce o no usa la insulina de manera adecuada. Sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre”, indica la entidad.

Teniendo en cuenta estas dos enfermedades que de no ser tratadas a tiempo pueden provocar la muerte, el portal Tua Saúde recomienda el consumo de jabuticaba, una fruta rica en vitamina C, que ayuda prevenir el cáncer y a controlar la diabetes.

Este alimento, al contener quercetina, antocianinas y taninos, evita el surgimiento y la multiplicación de células cancerígenas. Además, por ser rico en fibra, favorece el equilibrio de los niveles de glucosa, lo cual ayuda a controlar la diabetes.

Cinco síntomas poco conocidos de la diabetes

Alteración en la visión

Aunque esta enfermedad altera los fluidos corporales, entre estos la visión, algunos diabéticos, antes de ser diagnosticados, pueden ver bien y por eso dejan de usar gafas. No obstante, una vez la glucosa está regulada van a necesitarlas de nuevo.

Sin embargo, ello no se debe a una retinopatía diabética, una enfermedad que genera la obstrucción de los vasos sanguíneos de la parte trasera de los ojos.

Irritaciones cutáneas

Si la persona empieza a notar picor o irritación en la piel, debe establecer si se debe al clima u otros factores o, de lo contrario, deberá adelantar un análisis de sangre para ver los niveles de glucosa.

El portal Econcejos destaca que la diabetes alcanza a la circulación de la sangre y por ello las extremidades son las más propensas a la irritación.

Ronquidos

Los ronquidos pueden ser síntomas de muchas enfermedades, entre estas la diabetes. Por lo tanto, las personas experimentan intervalos respiratorios, debido al relajamiento de los músculos, encogiendo las vías respiratorias.

Así mismo, debido a los ronquidos, se termina perjudicando la entrada de aire en los pulmones, generando que se detenga el metabolismo de la glucosa.

Cuero cabelludo o caspa

Cuando hay demasiada azúcar en la sangre, el organismo trata de liberarla a través de la orina pero, si se elimina demasiada, algunas partes del cuerpo de deshidratan, lo que genera escamas en el cuero cabelludo y caspa (dermatitis seborreica).

Problemas de audición

Si la persona empieza a ver que necesita aumentar el volumen del televisor o de la radio, ello es una alarma de que puede estar padeciendo diabetes, pues está perdiendo paulatinamente audición.

De hecho, algunas investigaciones señalan que, aquellas personas que tiene más azúcar en la sangre, corren mayor riesgo de tener daños auditivos que otras, debido a que la elevada glucosa provoca daños en los vasos sanguíneos y en los nervios del oído interno.