Ejercicio, alimentación y hábitos saludables ayudan a bajar de peso luego de los 50 años. Foto: Getty Images.
Ejercicio, alimentación y hábitos saludables ayudan a bajar de peso luego de los 50 años. Foto: Getty Images. - Foto: Foto: Getty Images.

vida moderna

¿Se puede tomar agua para bajar de peso rápidamente?

Antes de iniciar un proceso de pérdida de peso se debe consultar con un médico.

Según explica el portal web Mejor con Salud, el agua, además de ser un líquido importante para mantener el cuerpo hidratado, puede ser un aliado en el proceso de pérdida de peso.

El consumo de agua antes de las comidas reduce la ingesta de energía de las comidas en los sujetos mayores, pero no en los más jóvenes, estudio publicado en los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés), el equipo investigador analizó si el consumo de agua 30 minutos antes de una comida, ad libitum, disminuye el consumo energético de las comidas en adultos jóvenes y adultos mayores.

“En condiciones agudas de comida de prueba, el consumo de agua antes de la comida reduce la ingesta de energía de la comida en adultos mayores, pero no en adultos jóvenes. Debido a que los adultos mayores tienen un mayor riesgo de sobrepeso y obesidad, se necesitan estudios de intervención para determinar si el consumo de agua antes de las comidas es una estrategia efectiva de control de peso a largo plazo para la población que envejece”, concluyó la investigación.

Sobre esa misma línea, el consumo de agua previamente de las comidas principales aumenta la sensación de saciedad, lo que podría ayudar a disminuir el consumo de porciones exageradas de alimentos. Antes de añadir el consumo de agua para este propósito, es importante consultar con un médico y recibir la asesoría profesional adecuada.

Recomendaciones para perder peso

Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos brinda algunos consejos relacionados con la alimentación, los cuales pueden ser de gran ayuda para bajar de peso saludablemente:

  1. No saltarse las comidas. Algunas personas creen que no comer es una opción saludable para perder peso. Esto puede poner en riesgo su salud.
  2. Comer de 5 a 6 porciones de comidas pequeñas con meriendas entre cada una.
  3. Desayunar. Es importante para iniciar el día con energía.
  4. Tomarse el tiempo necesario para comer sin realizar otras actividades al mismo tiempo.
  5. Mantener un termo con agua cerca, para recordar tomar agua.
  6. Disminuir el consumo de bebidas como jugos, gaseosas y productos con azúcar añadida.
  7. Comer las frutas enteras en lugar de prepararla como jugo. “Los jugos de frutas se deben tomar con moderación debido a que aportan calorías adicionales. Las frutas enteras le proporcionan vitaminas y nutrientes, y contienen más fibra, lo que le ayuda a sentirse llena con menos calorías”, explica Medline Plus.
  8. Comer los alimentos preferiblemente asados que fritos.

Es importante realizar cambios en el estilo de vida para mejorar el estado de salud y mantener un peso saludable. Los Centros para el Control y prevención de enfermedades señalan que la pérdida de peso tiene muchos efectos positivos para todo el organismo. “La buena noticia es que no importa cuál sea su objetivo para bajar de peso, aunque baje una modesta cantidad, como entre un 5 al 10% del total de su peso corporal, es probable que tenga resultados beneficiosos para su salud, como mejoras en la presión arterial, el colesterol y la glucosa sanguínea”

Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés) mencionan algunas recomendaciones que ayudan a tener un cuerpo saludable:

  • Tener una dieta balanceada.
  • Mantenerse hidratado. Tomar abundante agua durante el día.
  • Moverse, hacer ejercicio y actividad física.
  • Dormir y descansar al menos 6 a 8 horas.
  • Moderar el consumo de alcohol.
  • Evitar fumar y los productos de tabaco.
  • Ocupar el tiempo en actividades que contribuyan al bienestar del organismo. Elegir e intentar crear un pasatiempo favorito individualmente o junto a la familia o amigos.
  • Reducir la sal.
  • Limitar el consumo de azúcares agregados.