ciencia

Stephen Hawking: así es su última teoría sobre el universo y mundos paralelos

Existe la posibilidad de que haya otros universos parecidos al nuestro.


Uno de los personajes más mencionados por sus aportes académicos, de investigación y ciencias, ha sido el físico y científico británico Stephen Hawking. Su legado aborda varias teorías como la de los universos paralelos, la última que dio a conocer.

A pesar de que el reconocido hombre falleció hace unos años, los aportes que dejó siguen siendo una constante para llevar a cabo estudios y descubrimientos en relación con el comportamiento del espacio y otros factores. En ese sentido, hace poco el ‘Journal Of High Energy Physics’ (Diario de Física de Alta Energía) publicó la teoría de los universos paralelos en la cual Hawking trabajó por años junto a su amigo, el cosmólogo Thomas Hertog.

La dupla de académicos presentó el hallazgo antes de que el físico falleciera el 14 de marzo de 2018.

En esta nueva teoría, Hawking y Hertog plantean que desde el momento en el que se conformó el cosmos, es decir, el Big Bang, el universo resultó convertido en un inmenso holograma. Debido a la complejidad del mismo, existe la posibilidad de que haya otros universos parecidos al nuestro.

De acuerdo con La Vanguardia, los dos expertos defienden que este modelo de universo tiene la ventaja de hacer predicciones sobre fenómenos que podrían llegar a suceder.

Así que, con los mundos paralelos, se da entrada a hipótesis anteriores dichas por Hawking, como en la que planteó que a partir del Big Bang el universo se expandió en un proceso conocido como inflación. “Una vez se inicia la inflación, hay regiones donde nunca se detiene”, dice un comunicado difundido por la Universidad de Cambridge.

“Se cree que los efectos cuánticos pueden mantener la inflación en marcha para siempre en algunas regiones del universo, de manera que globalmente la inflación es eterna”, detallan.

Esta formulación, que se adjunta a las investigaciones previas que por décadas Stephen Hawking desarrolló, planteaba un problema y era la imposibilidad de determinar en cuál universo nos encontramos, ya que si existen infinitos universos hay infinitas variaciones y, por ende, distintas leyes de la física.

“El problema de los multiversos es que todo es posible en algún lugar. Por lo tanto, no permite predecir gran cosa sobre qué deberíamos observar en nuestro universo local. Nuestra nueva teoría resuelve esta cuestión reduciendo la vastedad del multiverso a un universo mucho más pequeño, homogéneo y manejable”, explica Hertog.

En ese sentido, la teoría Hawking-Hertog determina que todos los universos que posiblemente existen tienen las mismas leyes físicas. En efecto, lo que se halla en uno se puede aplicar en los otros.

La dupla de científicos tuvo en cuenta la fórmula matemática de la teoría de las cuerdas para corregir la del multiverso. “El punto clave de nuestra teoría es que el rango de universos posibles se restringe”, señala el cosmólogo.

“Esto hace que la cosmología basada en esta teoría sea más predictiva, científicamente más sólida y esperamos que en última instancia sea comprobable”, añade.

Para que la teoría se pueda comprobar, es importante abordarla hasta el punto en el que se realicen hallazgos concretos en relación con las ondas gravitacionales emitidas en los estadios iniciales del universo.

Stephen Hawking falleció a los 76 años, durante 20 años se dedicó a desarrollar la teoría del multiverso junto a Thomas Hertog.

Desde 1964 el físico británico sufrió una enfermedad neurodegenerativa la cual le cambió sus hábitos de vida y, debido a que no podía hablar, con la ayuda de las nueva tecnologías logró adaptarse a un aparato de comunicación que le permitió dar a conocer sus ideas. En la actualidad, los aportes de Hawking siguen siendo de total interés.