vida moderna

Té de bálsamo de limón: sus beneficios para regular el azúcar

La medicina alternativa incluye numerosas recetas de té para beneficio de la salud.


El té o infusión a partir de plantas, hierbas, frutas, entre otros ingredientes naturales, suele ser una de las respuestas clásicas de la medicina alternativa para tratar ciertas enfermedades, dolencias o condiciones.

El bálsamo de limón, de acuerdo con información del sitio web Western New York Urology Associates, es originario de Europa del sur, con frecuencia plantado en los jardines para atraer a las abejas. Su hojas emiten un delicado olor a limón cuando se aplastan, dando origen a su nombre.

Así mismo, anota que las autoridades médicas de la Grecia y Roma antiguas mencionaron el bálsamo de limón tópico como un tratamiento para las heridas. Esta hierba también fue usada como un tratamiento para la influenza, el insomnio, la ansiedad y el estómago nervioso.

En ese sentido, desde épocas antiguas, el bálsamo de limón ya era considerado como un ingrediente efectivo dentro de la medicina naturista, siendo incorporado en numerosas recetas caseras para el tratamiento de enfermedades.

Según menciona el portal especializado Healthline, ciertos tipos de té pueden ser beneficiosos para las personas con diabetes y ayudar a controlar el azúcar en la sangre. Además, puede contribuir a reducir la inflamación y mejorar la sensibilidad a la insulina.

No obstante, es pertinente mencionar que no todos los remedios caseros cuentan con respaldo científico, por lo que su efectividad no está garantizada en un 100 %. En consecuencia, es recomendable consultar con un especialista médico antes de seguir cualquier tratamiento alternativo.

La diabetes, según la definición de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos. Por su parte, en la diabetes tipo 2, la más común, el cuerpo no produce o no usa la insulina de manera adecuada.

Entonces, la regulación del azúcar en la sangre resulta fundamental para las personas con diabetes. Así mismo, es importante que prioricen alimentos y bebidas que optimicen el control saludable del azúcar en la sangre, evitando, por ejemplo, comidas demasiado dulces.

Té de bálsamo de limón para la diabetes

Según reseña Healthline, los aceites esenciales de bálsamo de limón pueden ayudar a estimular la absorción de glucosa e inhibir la síntesis de glucosa en el cuerpo, lo que hace que los niveles de azúcar en la sangre disminuyan.

Para preparar la infusión, solo se necesita una cucharada de hojas secas de bálsamo de limón (o dos cucharadas de hojas frescas), 300 mililitros de agua hirviendo, miel, azúcar o agave para endulzar (opcional).

Preparación:

  • Agregar las hojas a un colador de té.
  • Hervir el agua.
  • Verter el agua caliente en la taza de té y dejar que las hojas de bálsamo de limón se remojen de cinco a diez minutos.
  • Retirar el colador de té y endulzar con miel, azúcar o agave (opcional).

Diabetes: consejos de alimentación para una persona que padece de esta enfermedad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que la diabetes tipo 1 se caracteriza por una producción deficiente de insulina y requiere la administración diaria de esta hormona, mientras que la de tipo 2 se debe a que el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce.

El exceso de glucosa en la sangre puede causar problemas como daños en los ojos, los riñones y los nervios. La diabetes puede desencadenar, también, enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y la necesidad de amputar un miembro. Las personas que padecen de esta enfermedad deben estar bajo observación médica.

Serafín Murillo Asesor en Nutrición y Deporte de la Fundación para la Diabetes menciona que para tratar la diabetes tipo 2 es indispensable llevar una plan de alimentación adecuado, consumir los medicamentos prescritos por el médico y practicar actividad física de manera regular.

El especialista menciona que la mayoría de las personas creen que lo único que deben eliminar de su dieta es el azúcar; sin embargo, Murillo aclara que dos grupos que deben tener en la alimentación aquellas personas que padecen de esta enfermedad.

  • Azúcares: azúcar de mesa, algunos edulcorantes como la fructosa, frutas y zumos de frutas, leche y yogur, dulces, bebidas azucaradas, chocolate y productos de bollería o pastelería.
  • Almidones: presentes en los alimentos como el arroz, la pasta, la papa, las legumbres, el pan, los cereales, la bollería y la pastelería.

La Asociación Americana de Diabetes indica que no existe una cantidad de hidratos de carbono recomendada para el tratamiento de la diabetes tipo 2; sin embargo, se recomienda llevar un plan de alimentación bajo en hidratos de carbono para evitar que se agudice la enfermedad. La cantidad de hidratos de carbono a consumir se debe adaptar a cada tipo de persona. La cantidad de alimentos como pan, arroz, pasta o granos se podrá aumentar en personas que realizan ejercicio físico de forma regular y reducir en aquellos más sedentarios.

Los hidratos de carbono se pueden agrupar según el tamaño de las moléculas que los forman. Existen hidratos de carbono simples (azúcares) o hidratos de carbono complejos (almidones). Cualquier alimento que contenga este tipo de componentes eleva la glucosa en la sangre.