vida moderna

Tiroides: estas son las enfermedades que puede provocar en una mujer

Esta glándula es importante para diversas funciones del cuerpo humano.


La tiroides es conocida por ser una glándula ubicada en la parte frontal del cuello, que tiene la forma similar de una mariposa. Es importante para que el cuerpo funcione óptimamente.

“Envía ciertas sustancias químicas (hormonas) que ayudan a controlar muchas actividades en el cuerpo, como la respiración y el bombeo de sangre. La tiroides ayuda a que el cuerpo de los niños se desarrolle a medida que van creciendo, incluidos el aumento de estatura y el desarrollo de músculos. También ayuda a controlar el peso y otras funciones”, detallan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Durante el embarazo, la tiroides es una hormona fundamental para el buen desarrollo del cerebro y del sistema nervioso del bebé, especialmente en el primer trimestre, debido a que depende de la hormona tiroidea de la mamá.

Según explican los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés), “Los problemas de tiroides pueden ser difíciles de diagnosticar durante el embarazo debido a las concentraciones más altas de hormonas tiroideas. Algunos síntomas de hipertiroidismo o hipotiroidismo son más fáciles de detectar y pueden llevar a su médico a examinarla para detectar estas enfermedades de la tiroides”.

La tiroiditis posparto también es otra enfermedad de la tiroides que puede afectar a las mujeres. En algunas ocasiones suele confundirse con la tristeza posparto. Esta afección consiste en la inflamación de la tiroides y suscita que la hormona almacenada se filtre de la glándula.

Esto puede causar afectaciones a la salud. “Al principio, esta filtración aumenta las concentraciones hormonales en la sangre y causa hipertiroidismo. El hipertiroidismo puede durar hasta 3 meses. Luego, alguna lesión en la tiroides puede hacer que se vuelva hipoactiva. El hipotiroidismo puede durar hasta un año después del parto. Sin embargo, en algunas mujeres, el hipotiroidismo no desaparece”.

Cáncer de tiroides

Según explica Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el cáncer es el crecimiento descontrolado de células anormales en el cuerpo.

En el caso del cáncer de tiroides, alrededor de 33.000 mujeres padecen la enfermedad y 1.100 mueren a causa de ella, indican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Los expertos aún no tienen claridad sobre sus causas. Sin embargo, señalan algunos factores que pueden incrementar el riesgo de sufrirlo:

  • Padecer de algunas afecciones genéticas, que hayan sido heredadas.
  • Recibir demasiada radiación alrededor de la zona del cuello.

Los síntomas de esta enfermedad incluyen:

  • Un bulto o inflamación en el costado del cuello (síntomas frecuente).
  • Dificultad para respirar.
  • Dificultad para tragar.
  • Voz ronca.

Hipotiroidismo

También conocido como tiroides hipoactiva, esta enfermedad es un trastorno en la que la glándula tiroides no realiza la producción suficiente de la hormona tiroidea. En la primera etapa los pacientes no suelen presentar síntomas, por eso es importante realizar chequeos médicos a tiempo para conocer el estado de salud y prevenir enfermedades como esta.

Esta enfermedad suele desarrollarse en mujeres y personas mayores de 50 años. Su principal causa es la tiroiditis, una inflamación que afecta negativamente la glándula tiroides y la daña. Asimismo, hay otros motivos como infecciones virales, infecciones respiratorias, embarazo y cuando el sistema inmunitario ataca a esta glándula.

Sus síntomas incluyen:

  • Fatiga.
  • Aumento de la sensibilidad al frío.
  • Estreñimiento.
  • Piel seca.
  • Aumento de peso.
  • Hinchazón de la cara.
  • Ronquera.
  • Debilidad muscular.
  • Nivel de colesterol en sangre elevado.
  • Dolores, sensibilidad y rigidez musculares.
  • Dolor, rigidez o inflamación de las articulaciones.
  • Períodos menstruales irregulares o más intensos de lo normal.
  • Afinamiento del cabello.
  • Ritmo cardíaco lento.
  • Depresión.
  • Memoria deficiente.
  • Glándula tiroides agrandada (bocio).

Hipertiroidismo

Contrario al hipotiroidismo, esta enfermedad se desarrolla debido a que la glándula tiroides produce una cantidad excesiva de sus hormonas, más de las que el cuerpo necesita. Esto suscita que haya problemas en el funcionamiento del organismo. Medline Plus menciona algunos de sus síntomas:

  • Nerviosismo o irritabilidad.
  • Fatiga.
  • Debilidad muscular.
  • Problemas para tolerar el calor.
  • Problemas para dormir.
  • Temblor, generalmente en las manos.
  • Latidos cardíacos irregulares o rápidos.
  • Deposiciones frecuentes o diarrea.
  • Pérdida de peso.
  • Cambios de humor.