Tendencias
Vitamina C
Hay una extensa lista de los signos que indican un declive de la vitamina C. Foto: Getty Images - Foto: Getty Images

salud

Vitamina C: síntomas que indican bajos niveles

Son múltiples las razones por las que la vitamina C es necesaria todos los días. Sin embargo, no todos los cuerpos humanos son iguales y en algunos hay variaciones.

El cuerpo se nutre de vitaminas que aportan beneficios importantes para su funcionamiento y movimiento, pero, en ocasiones, la carencia de algunas es notoria y esto podría repercutir en la salud.

Una de las vitaminas más famosas y mencionadas por los médicos y generaciones familiares es la vitamina C. De acuerdo con el Instituto Nacional de Medicina de Estados Unidos, se conoce como ácido ascórbico y es un nutriente hidrosoluble que se encuentra en ciertos alimentos.

Desde luego, el organismo actúa gracias a la absorción de vitaminas y una de ellas es la vitamina C, ya que ayuda a proteger las células contra los daños causados por los radicales libres. Para los expertos, esta vitamina también produce colágeno y mejora la absorción del hierro presente en los alimentos de origen vegetal.

En ese orden de ideas, la vitamina C es un conglomerado de beneficios que actúan en pro del cuerpo. No obstante, existen síntomas que o signos que podrían indicar los bajos niveles de la misma.

Estudios publicados en la Biblioteca Nacional de los Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés), indican que la cantidad de vitamina C que el cuerpo necesita depende de la edad. En ese sentido, la cantidad en miligramos (mg) de vitamina C por día que recomiendan los especialistas para cada grupo poblacional son:

  • Bebés hasta los 6 meses de edad: 40 mg
  • Bebés de 7 a 12 meses de edad: 50 mg
  • Niños de 1 a 3 años de edad: 15 mg
  • Niños de 4 a 8 años de edad: 25 mg
  • Niños de 9 a 13 años de edad: 45 mg
  • Adolescentes (niños) de 14 a 18 años de edad: 75 mg
  • Adolescentes (niñas) de 14 a 18 años de edad: 65 mg
  • Adultos (hombres): 90 mg
  • Adultos (mujeres): 75 mg

Según datos recopilados del blog Morelos Habla, la vitamina C juega un papel integral en la cicatrización de los tejidos, estudios recientes recalcan que es efectiva en el organismo y trata heridas en la piel, vasos sanguíneos, formación ósea en el cuerpo, tejidos conectivos, entre otros.

Llegado a este punto, son múltiples las razones por las que es necesaria dicha vitamina en el día a día. Sin embargo, no todos los cuerpos humanos son iguales y en algunos hay variaciones. Cuando una persona tiene bajos niveles de vitamina C experimenta síntomas como:

  • Anemia.
  • Depresión.
  • Dolor crónico.
  • Dolor en las articulaciones.
  • Fatiga.
  • Dificultad para respirar.
  • Inmunidad debilitada.
  • Exceso de peso.
  • Hinchazón en el cuerpo.
  • Deterioro de la cicatrización de heridas.
  • Puntos rojos.
  • Huesos débiles.
  • Piel seca y áspera.
  • Pérdida de dientes.
  • Sangrado de las encías.
  • Tornillos deformados.
  • Vasos sanguíneos no saludables.

Teniendo en cuenta el cuadro sintomatológico que indica el declive de vitamina C en el organismo, mantener los niveles de ácido ascórbico resulta ser una cuestión de estabilidad y control en salud. Los expertos en salud y nutrición dicen que si un sujeto fuma debe incrementar el consumo de alimentos con vitamina C, pues esta práctica la suprime.

De acuerdo con la sección dietaria y de suplementos de la NIH, las frutas y verduras son las mejores fuentes de vitamina C.

En efecto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda comer una fruta y verdura todos los días. De hecho, en la búsqueda de mejorar las prácticas alimenticias la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) catalogó el año pasado, 2021, como el año de las frutas y las verduras.

Par incrementar los niveles de vitamina C con la ingesta de frutas y verduras, el Instituto Nacional de los Estados Unidos recomienda comer:

  • Frutas cítricas, como naranjas, pomelos y toronjas.
  • Otras frutas y verduras, como brócoli, fresas, melón, papas horneadas y tomates.