Osteoporosis
El cuidado de los huesos es uno de los que más atención debería tener. Foto: Getty Images - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Vitaminas que fortalecen los huesos y evitan fracturas

Las mujeres son más propensas a desarrollar osteoporosis.

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, MedlinePlus, explica que una fractura es una ruptura que generalmente se presenta en los huesos, que puede ocurrir por accidentes automovilísticos, lesiones tras la práctica de un deporte, o por la pérdida de masa ósea. Sin embargo, la osteoporosis es una de las causas principales.

Los síntomas que más se destacan de un hueso fracturado es el dolor agudo que produce, la inflamación en la zona y la dificultad de movimiento.

Las mujeres son más vulnerables a desarrollar osteoporosis; entre más edad más aumenta el riesgo de contraerlo. Cabe aclarar que, tener un familiar con esta enfermedad incrementa la posibilidad de padecerla años más adelante.

La falta de consumo de calcio o los bajos niveles de este, ayuda a que se desarrolle más adelante osteoporosis. De igual manera, los trastornos alimenticios contribuyen a su aparición, precisa la Clínica Mayo en su página.

¿Cuáles son los malos hábitos que desarrollan la osteoporosis?

La entidad asegura que el sedentarismo es uno de los factores para el desarrollo de osteoporosis. Por lo que se recomienda llevar a cabo un entrenamiento físico frecuente para prevenir o combatir esta afección en los huesos.

También, el consumo de alcohol excesivo aumenta el riesgo de la aparición de osteoporosis, indica, que junto al consumo de tabaco puede empeorar la condición del sistema óseo.

La vitamina K es importante para la salud ósea pues participa en la regulación del metabolismo del calcio. Foto: Getty Images.
La vitamina K es importante para la salud ósea pues participa en la regulación del metabolismo del calcio. Foto: Getty Images. - Foto: Foto: Getty Images.

Por otro lado, Healthline explica que el consumo de cafeína afecta el proceso que tiene el calcio en el organismo; así mismo, la ingesta de algunas bebidas como las sodas pueden contribuir al debilitamiento de los huesos.

Es entonces que MedlinePlus, señala que el consumo de vitamina D fortalece el sistema óseo, reduciendo el riesgo de osteoporosis. Es importante aclarar que no lo elimina sino que lo disminuye, porque esta enfermedad se puede desarrollar por múltiples factores, ya sea la edad, los antecedentes familiares, el sexo, entre otros.

El calcio

Tal y como se mencionó, la vitamina D colabora en el fortalecimiento de los huesos, asimismo, lo hace el calcio. De acuerdo con la Biblioteca, este nutriente es el que ayuda al cuerpo a absorber el mineral. Aunque un déficit de él, provocaría fracturas y debilitamiento en los huesos, un excesivo consumo formaría cálculos renales.

“La mayoría de los cálculos renales son cálculos de calcio, suelen producirse en forma de oxalato de calcio”, precisa la Clínica.

Productos lácteos
Los productos lácteos son de los alimentos que más le aportan calcio al organismo. - Foto: Getty Images

Es entonces que los productos lácteos son alimentos, por excelencia, ricos en calcio. También el brócoli, las acelgas, las proteínas como el salmón, y los frutos secos proporcionan este nutriente.

Por lo anterior, es importante consultar con un médico para el diseño de un plan de alimentación apto para cada organismo

La vitamina D

Esta vitamina tiene como función absorber el calcio. Se obtiene ya sea por una dieta equilibrada, la exposición al sol y/o a través de suplementos. Es de mencionar que, aunque luego de la exposición al sol el cuerpo desarrolla vitamina D, permanecer por un tiempo prolongado bajo él puede producir cáncer de piel o envejecimiento prematuro.

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, MedlinePlus, explica que entre los alimentos que son ricos en vitamina D se encuentran los huevos, la leche, el pescado y el hígado, por ejemplo. Sin embargo, la falta de ella puede provocar osteoporosis, raquitismo y debilitamiento muscular, entre otras enfermedades.

De acuerdo con la Fundación Dany Cerebral Adquirit, la vitamina D ayuda en la modulación de la plasticidad neuronal, que ante su ausencia en el organismo, dificulta dicha función, aumentando el riesgo de enfermedades cognitivas. La vitamina E también participa en esta función.