Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/2/1989 12:00:00 AM

MIS PRIMERAS LETRAS

Recientes hallazgos arqueológicos arrojan luces sobre la aparición del alfabeto en Occidente.

MIS PRIMERAS LETRAS, Sección Tecnología, edición 344, Jan  2 1989 MIS PRIMERAS LETRAS
El problema no es nuevo. Ya en la Biblia, en el famoso pasaje de la Torre de Babel, se le quiso dar una explicación al origen de las lenguas. En épocas recientes, este asunto fue motivo de estudio por parte de los linguistas de todo el mundo, que en la actualidad se encuentran enfrascados en una nueva discusión sobre el origen del alfabeto.

Hasta el momento, se conoce a ciencia cierta que el alfabeto griego, el primero en formarse en Occidente, proviene del alfabeto fenicio. Aclarado este punto, la duda se centra en el momento en el que los griegos tomaron el abecedario fenicio Y la adaptaron a su lenguaje. Se sabe que estos navegantes, desde sus puertos de Sidón y Tiro en la costa mediterránea del Asia Menor, extendieron su comercio por toda la Europa mediterránea. Según recientes estudios, todo parece indicar que en tiempos remotos, al comienzo de su actividad comercial, los fenicios contaban con un completo alfabeto de centenares de símbolos, sólo manejable por sacerdotes y escribanos profesionales.
Fueron las necesidades que surgieron del comercio, que les impedían montar en sus pequeñas embarcaciones a los pocos escribanos que tenían, las que los llevaron a simplificar al máximo el alfabeto para dejar sólo los símbolos o signos necesarios para llevar sus libros de cuentas y lo que se cree eran unas rústicas bitácoras.
Los científicos creían, hasta hace poco tiempo, que, de acuerdo con las evidencias encontradas en las inscripciones halladas en varias excavaciones, el alfabeto fenicio fue tomado por los griegos en el siglo IX a.C. Este concepto fue revaluado hace algunas semanas en un simposio en el Instituto de Estudios Semíticos en Princeton, Nueva Jersey, donde los académicos describieron las escrituras de una piedra monumental y de algunas cerámicas griegas del siglo VIII a.C.
Según este estudio, algunos de los caracteres griegos encontrados en esas piezas varían de las formas usuales para parecerse a las que se encontraron en inscripciones semíticas del siglo XII a.C. Otros descubrimientos recientes permiten afirmar que la influencia fenicia se hizo presente en territorios como Chipre, Grecia, Malta y Cerdena en el siglo X a.C. Varias de estas inscripciones están escritas en griego y en fenicio, como muestra de la profunda interrelación que existia desde tiempo atrás. Y si lo anterior fuera poco, en algunos hallazgos, por ejemplo el símbolo que representa a la letra griega alfa, no está escrito como se hacía comúnmente en la época, o sea como el símbolo "A" del alfabeto latino, sino como se escribia en el siglo XII a.C. el símbolo semítico alef. Lo mismo ocurre para otros tantos símbolos o letras griegas.

Por el momento, la discusión está abierta y los interesados están aportando sus pruebas. Ahí están las piedras talladas, las cerámicas con leyendas y algunas lápidas encontradas en Grecia. Las teorías están al orden del día pero lo más seguro es que, como lo dijera el profesor McCarter en el simposio de Princeton, "no se pueda ir más lejos de afirmar que la transmisión ocurrió en el siglo IX. Es posible que eso no ocurriera en un momento detefminado y con un pueblo en particular. Pudo tratarse de una adapración gradual que tuvo sus origenes en el siglo XII a.C".--

EDICIÓN 1893

PORTADA

Gobierno de Duque: un despegue con ventarrón

El llamado de Duque por la unidad del país fue empañado por el beligerante discurso del presidente del Senado. ¿Puede esto afectar la gobernabilidad del nuevo mandatario? Análisis de SEMANA.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1893

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.