Home

Ciclismo

Artículo

RIGOBERTO URAN
RIGOBERTO URAN - Foto: RIGOBERTO URAN

ciclismo

Rigoberto Urán explica por qué no estará en el Giro de Italia 2021

En conversación con SEMANA en la Ruta, el ciclista antioqueño confesó que por la covid-19 perdió su participación en el Giro de Italia y toda la preparación del año. Reveló que tuvo que empezar de cero y que aún no se siente en forma.

Es cuestión de horas para que dé inicio el Giro de Italia y la carta colombiana que hará presencia en la competencia ya está lista y con la mente puesta en las siguientes tres semanas. Sin embargo, para algunos corredores con experiencia en la ‘Corsa Rosa’, que se quedaron por fuera del evento, aún hay un sinsabor, como es el caso de Rigoberto Urán, el corredor antioqueño que se perderá la competencia debido a su contagio de coronavirus tras disputar la Vuelta a Cataluña.

Después de haber participado en la Vuelta a Cataluña, Urán dio positivo en las pruebas de rutina contra la covid y no le quedó otro remedio que aislarse y regresar a Colombia para afrontar su recuperación. En entrevista con Mónica Jaramillo, el ciclista antioqueño habló sobre su proceso de recuperación y dejó en evidencia la frustración que le genera no estar al nivel de antes debido a las repercusiones de la enfermedad y tener que decirle “no” al Giro.

“Hablamos con el equipo y ellos querían que estuviera en el Giro de Italia. Me contaron los primeros días después de Cataluña, me dijeron: “Estamos pensando que vuelvas al Giro, son muchos años sin ir al Giro”, relató el antioqueño, cuyo principal objetivo es el Tour de Francia. Sin embargo, no dudó en decirles a sus directivos: “Bueno, si ustedes quieren que yo vaya al Giro, pues hagámoslo”.

Pero con lo que no contaba el ‘Toro de Urrao’ es que en Cataluña, competencia en la que terminó en el puesto 52, iba a contraer el virus. “Fueron los primeros días de marzo que di positivo y ahí se acaba todo, porque me pararon 10 días e incluso todo el calendario, incluso el Giro. Pero ya se paró todo y en este momento estoy volviendo empezar desde cero”, dijo.

El antioqueño no es el primer ciclista al que el coronavirus ataca. El año pasado, Fernando Gaviria tuvo que ser hospitalizado al dar un nuevo positivo en octubre y verse obligado a abandonar el Giro de Italia, junto con el británico del Mitchelton-Scott, Simon Yates, que tuvo que retirarse antes del inicio de la 8.ª etapa. Ahora, estos personajes formarán parte de esta nueva edición. De hecho, Yates es uno de los favoritos para llevarse a casa la famosa maglia rosa.

Afortunadamente, Rigoberto no sufrió mayores complicaciones de salud. Sin embargo, se dio cuenta que la covid había hecho de las suyas en su cuerpo. “Cuando volví, los médicos del equipo me mandaron hacer los exámenes de sangre, los exámenes cardiacos... pues está bien. Empecé a entrenar, pero hasta el momento llevo casi una semana y media entrenando, por lo cual las condiciones son muy regulares. Estamos trabajando, haciendo exámenes, porque es algo que a muchos les ha ido bien y a otros les ha ido muy mal. En estos momentos estoy empezando desde cero”, comentó el ciclista.

Asimismo, agregó: “¿Sabes lo que uno siente como ciclista profesional o aficionado como un limitador? Por ejemplo, cuando yo me ponía a 350 W a hacer un trabajo de 20 minutos, mi corazón iba a 173 y ahorita voy a 180 (o a 280 vatios); he perdido 80 vatios y, con el nivel que hay ahora, no termino una etapa. Es lo que siento. Hoy estuve entrenando y son 4 horas y media, y siento como si hubiera hecho un trabajo de cinco horas y media a una intensidad muy alta y solamente estuve rodando y unas montañas”.

En el programa del Education First estaba que el antioqueño estuviera en el Giro de Italia junto con Hugh Carthy. Cabe recordar que Urán tiene historia en esta competencia, pues se convirtió en el primer colombiano en subir al podio en esta carrera cuando quedó segundo en 2014, año en el que su compatriota Nairo Quintana ganó. Asimismo, ha tenido el honor de portar la maglia rosa, lo que lo convierte en uno de los más temidos del Giro.

Pero si hay algo que tiene claro el colombiano es que “la salud es lo más importante, es algo muy delicado (...) Eso es de paciencia, no hay un protocolo, hay que ver día a día. Hay comunicación constante con el equipo y los exámenes son frecuentes, y en el tema de la salud lo que quiere uno es estar bien. Es un tema muy delicado y hay que tener mucha cautela”.

Por ahora, el ciclista antioqueño sabe que solo le queda volver a estar en forma y poner en su mira el paso por el Dauphiné, a finales de mayo, y su objetivo del año: el Tour de Francia.

“Espero llegar y, si llego, es un poco justo. Espero que todo vaya funcionando bien en mi cuerpo, que los entrenamientos los asimile muy bien, poder hacer distancia y estar en el Tour de Francia este año”, agregó.