Tendencias
Colombia cuenta con los primeros cuatro túneles más largos de América Latina.
Colombia cuenta con los primeros cuatro túneles más largos de América Latina. - Foto: Cortesía ANI

opinión

Los túneles: esa maravillosa ruta subterránea que acerca países

Tienen mucha historia. Unieron las orillas del Éufrates o el Támesis; atraviesan, también, nuestras montañas. ¿Por qué son tan importantes? ¿Es cierto que Colombia es líder regional en esta materia?

Germán Rueda*

Por sorprendente de esta obra es que la realizaron en una semana. Se llevó a cabo siguiendo la lógica de lo que hoy denominaríamos un “falso túnel”, que consiste, básicamente, en aprovechar el lecho seco del río para abrir una zanja y edificar con ladrillos un pasaje. Luego se regresa el agua a su cauce natural.

El ingeniero Marc Isambard, francés de nacimiento pero ciudadano inglés, junto con su hijo Isambard, también dejaron un recuerdo imborrable en la historia. Fueron los responsables del primer túnel excavado en atravesar un río, el Támesis. Lo construyeron en Londres entre 1825 y 1843. En la concreción de esta obra se incorporaron, por primera vez, herramientas modernas que aún hoy se utilizan, como el martillo neumático impulsado por compresores de aire.

Colombia Pionera

Los primeros túneles que se construyeron en nuestro país fueron utilizados para la minería. Más adelante, en 1875, la ingeniería comenzaría a participar de este proceso. Así se llevó a cabo el túnel ferroviario de La Quiebra, con él comenzó una etapa de éxitos en este campo. Luego, en 1927, como parte del proyecto del Ferrocarril de Caldas se inauguró en Manizales el túnel de la Avenida Cervantes, el primero dentro de una ciudad. Y desde la década de los cincuenta, en el país no dejan de construirse obras cada vez más modernas.

La historia de los túneles viales ha sido distinta. Al comienzo eran diseñados y finalizados por compañías italianas, españolas y mexicanas. Con el paso de los años nuestros talentosos ingenieros aprendieron cómo construirlos y en las dos últimas décadas son ellos quienes lideran estos desarrollos.

A diferencia de los puentes y los edificios, los túneles son estructuras muy particulares. Antes de excavar en el terreno no es posible saber cuál será la carga ejercida por el macizo, ni el material que se encontrará montaña adentro. Lo único que se puede hacer es una estimación muy general. Por eso se dice que el diseño inicial es una aproximación para una planeación y una presupuestación base. Pero, de ninguna forma, debe ser el plan por seguir para construir.

De hecho, y quizás a usted le cause cierta sorpresa, el diseño del soporte del túnel se hace a medida que se excava. Se denomina diseño activo y requiere de manos expertas, con conocimientos de ingeniería. En Colombia ya hay un buen número de profesionales con estas capacidades.

Cuando el túnel ha sido excavado, se continúa con los demás procesos, la pavimentación, la impermeabilización, la ventilación, la instalación de electricidad, la señalización, la iluminación y la inclusión de los sistemas de seguridad. Cada uno de ellos tiene normas nacionales o internacionales que los ingenieros deben seguir.

Sin embargo, a pesar de la exhaustiva planeación, esta maravillosa estructura no está exenta de riesgos. Durante su construcción, por ejemplo, la integridad de los trabajadores puede quedar expuesta si no se toman estrictas medidas de seguridad. Y, de no aplicarse las modernas técnicas que suponen sofisticados conocimientos de ingeniería, los túneles secarían las fuentes de agua superficiales. Esto ya ha sucedido.

Adicionalmente, si el diseño de los acabados no es técnicamente apropiado, los usuarios correrían riesgos innecesarios, pues se trata de un entorno cerrado, un espacio que está iluminado como si en su interior siempre fuese de noche, un lugar con riesgo de accidentes y de incendios. Todos estos escenarios deben ser considerados por el ingeniero líder, para así garantizar un túnel confortable y seguro.

Colombia es un país de montañas. La condición idónea para cruzarlas es por medio de vías subterráneas. Y eso, afortunadamente, está sucediendo. El país cuenta con los primeros cuatro túneles más largos de América Latina y cuando culmine la construcción de la obra del Toyo, esa cifra se elevará a cinco. Esta meagobra de infraestructura vial, ubicada en el departamento de Antioquia, será el túnel más largo del continente.

*Exgerente de la Concesión del Túnel de Oriente.

Lea también: El ‘drama’ del sistema ferroviario de Colombia puede tener un final feliz