ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 11/9/2017 12:00:00 AM

La guardiana de las costas

Otro de los rostros de la bahía es la militar. Desde hace años la Armada Nacional se organizó para proteger las costas y brindarles seguridad a las naves, inversionistas y turistas.

Armada Nacional en la bahia de Cartagena El Buque Escuela ARC Gloria fue designado como el embajador de Colombia en los mares del mundo. Foto: AFP

La Armada Nacional ha desempeñado un papel protagónico y esencial en el posicionamiento de Cartagena como puerto seguro y eficiente. Las calificaciones de las firmas especializadas y de las evaluadoras de riesgo, que favorecen el tráfico de carga por Cartagena, superan las de cualquier otro puerto colombiano. Este logro ha resultado de un trabajo permanente que consiguió, incluso en los años más crudos de la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico, mantener las condiciones ideales para la actividad portuaria y el creciente flujo de carga marítima y fluvial.

En el Puerto de Cartagena confluyen diversas actividades, las primarias de contacto, las industriales, el turismo náutico, la pesca artesanal y el buceo. En todas ellas cumple un papel importante la Armada Nacional, con sus operaciones navales, de guardacostas y de infantería. Su trabajo incluye los entornos marítimo, terrestre y fluvial que circundan las aguas de la bahía, y lo complementa la ayuda de la Dirección General Marítima (Dimar), la Escuela Naval, los centros de investigación y, por supuesto, Cotecmar (Corporación de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo de la Industria Naval Marítima y Fluvial).

Desde los tiempos en que los marinos e infantes de marina asumían las labores de cargar y descargar los buques en los muelles de Colpuertos, hasta la actualidad, la seguridad de la bahía de Cartagena y su actividad industrial y portuaria ha estado a cargo de nuestra Armada.

Pero no solo se trata de brindar seguridad alrededor del puerto. El ejercicio comienza con los avisos a los navegantes y la transmisión de información meteorológica a los buques que van de paso por aguas colombianas o se aproximan a tierra. También es responsabilidad de la Armada controlar el tráfico marítimo y estar disponible para rescatar náufragos, evacuar heridos y atender emergencias.

Cabe recordar que la boya de mar le indica a cada nave el inicio de la señalización de la zona portuaria y es la guía fundamental para el tránsito por las aguas del canal navegable, según la tecnología y los estándares mundiales. Ya con las naves amarradas en muelle, la labor se centra en generar una burbuja de protección del área buque-instalación portuaria contra cualquier posible acción delictiva.

Segura y confiable

Las oportunidades y la actividad económica de Cartagena de Indias están ligadas al mar Caribe. El sector hotelero, los cruceros, el turismo, la industria minera –incluso costa afuera–, la actividad petroquímica y la industria metalmecánica astillera, junto a sus proveedores de bienes y servicios, hacen parte del ecosistema productivo del medio costero y marítimo. Para que todos estos sectores funcionen se requiere un entorno protegido y seguro que genere confianza a todos los agentes que intervienen en el negocio, desde el inversionista extranjero, hasta el turista nacional que anhela unos días de tranquilidad en la ciudad.

Con esa visión, la Armada ha formulado el concepto de seguridad integral marítima y fluvial, que busca minimizar el riesgo para el hombre, la infraestructura y el medioambiente marino. Este enfoque transversal incluye aspectos como normatividad, capacitación, procesos y procedimientos, seguridad náutica, seguridad de la vida humana en el mar, protección del medio marino y sus ecosistemas estratégicos, protección marítima y seguridad jurídica en términos marítimos.

La Armada ha sido la fiel guardiana de Cartagena, ha logrado hacerla segura y confiable no solo para los buques de línea que movilizan buena parte del comercio internacional del país, sino para que se convierta en el rostro amable de Colombia y el mejor escenario de eventos. La institución tiene, además, un gran compromiso con la ciudad. Es uno de los grandes empleadores locales, ofrece excelentes condiciones de trabajo y posibilidades de crecimiento. Inyecta importantes recursos a la economía local a través de la adquisición de bienes y servicios y los salarios de los funcionarios. Así mismo, lidera el desarrollo del sector astillero, aporta al fortalecimiento de la academia desde la Escuela Naval y los centros de investigación y mantiene una inquebrantable voluntad de servicio hacia las comunidades menos favorecidas.

*Comandante de la Armada Nacional.

EDICIÓN 1986

PORTADA

¡La cosa está dura en la economía!

Los pronósticos de desempleo, pobreza y crecimiento son desalentadores. Será necesario aumentar la deuda y buscar mayor austeridad. Pero a pesar de los esfuerzos del Gobierno, los colombianos van a quedar un poco más pobres.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1986

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall