coronavirus

Investigadores confirman que la covid-19 se originó en el mercado de animales vivos de Wuhan

Los hallazgos del equipo de la Universidad de Arizona fueron publicados este martes en la revista ‘Science’.


Un equipo de investigadores de la Universidad de Arizona (Estados Unidos) confirmó que los animales vivos vendidos en el mercado mayorista de Huanan, en Wuhan, provincia de Hubei (China), fueron el origen probable de la pandemia de la covid-19.

Dirigidos por el experto en evolución de virus de dicha universidad, Michael Worobey, equipos internacionales de investigadores rastrearon el inicio de la pandemia hasta el mercado de Wuhan. Sus hallazgos fueron publicados este martes en dos artículos en la revista Science.

Las publicaciones, que desde entonces han pasado por una revisión por pares e incluyen análisis y conclusiones adicionales, prácticamente eliminan los escenarios alternativos que se han sugerido como origen de la pandemia.

Además, los autores concluyen que la primera propagación a los humanos desde los animales probablemente se produjo en dos eventos de transmisión separados en el mercado de Huanan a finales de noviembre de 2019.

Uno de los estudios escudriñó las localizaciones de los primeros casos conocidos de covid-19, así como las muestras de hisopos tomadas de superficies en varios lugares del mercado.

El otro se centró en las secuencias genómicas del SARS-CoV-2 a partir de muestras recogidas de pacientes de covid-19 durante las primeras semanas de la pandemia en China.

El primer trabajo, dirigido por Worobey y Kristian Andersen en el Instituto de Investigación Scripps de San Diego (California, Estados Unidos), examinó el patrón geográfico de los casos de covid-19 en el primer mes del brote, diciembre de 2019.

Aniversario de la cuarentena en Wuhan.
Uno de los estudios escudriñó las localizaciones de los primeros casos conocidos de covid-19, así como las muestras de hisopos tomadas de superficies en varios lugares del mercado. - Foto: Getty Images

El equipo pudo determinar la ubicación de casi todos los 174 casos de covid-19 identificados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ese mes, 155 de los cuales estaban en Wuhan.

Los análisis mostraron que estos casos se agruparon estrechamente alrededor del mercado de Huanan, mientras que los casos posteriores se dispersaron ampliamente por Wuhan, una ciudad de 11 millones de habitantes.

En particular, los investigadores descubrieron que un porcentaje sorprendente de los primeros pacientes de covid sin conexión conocida con el mercado (lo que significa que no trabajaban ni compraban allí) resultaron vivir cerca del mercado.

“Esto apoya la idea de que el mercado fue el epicentro de la epidemia”, sostiene Worobey, que explica que los vendedores se infectaron primero y provocaron una cadena de infecciones entre los miembros de la comunidad en los alrededores.

“En una ciudad que abarca más de 5.000 kilómetros cuadrados, la zona con mayor probabilidad de contener el hogar de alguien que tuvo uno de los primeros casos de covid-19 en el mundo era un área de unas pocas calles, con el mercado de Huanan justo dentro de ella”, afirma Worobey, que dirige el Departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Arizona.

Esta conclusión, además, se vio respaldada por otro hallazgo. Cuando los autores observaron la distribución geográfica de los casos posteriores de covid, de enero y febrero de 2020, encontraron un patrón “diametralmente opuesto”, en palabras de Worobey.

Mientras que los casos de diciembre de 2019 se trazaron “como una diana” en el mercado, los casos posteriores coincidieron con las áreas de mayor densidad de población en Wuhan.

“Esto nos dice que el virus no estaba circulando crípticamente”, afirma el investigador. “Realmente se originó en ese mercado y se extendió desde allí”, sostiene.

*Con información de Europa Press.