La nueva cepa sigue contagiando a los estadounidenses
La nueva variante sigue dominando los contagios a nivel mundial. - Foto: Getty Images / Anton Petrus

coronavirus

¿Los remedios caseros sirven para prevenir o curar la variante ómicron?

Algunas prácticas utilizadas pueden llegar a ser tóxicas para el organismo.

Ante el aumento de contagios por la variante ómicron de la covid-19, muchas personas insisten en practicar remedios caseros con el fin de prevenir e incluso curar la enfermedad; sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dejado claro que muchas de estas prácticas no tienen el efecto deseado y pueden llegar a comprometer la salud del que las realiza.

Hay quienes han difundido la creencia de que al poner picantes en las comidas se puede llegar a prevenir o curar la enfermedad de la covid-19. Pues bien, la OMS hizo una aclaración algo jocosa, recordando que si bien la comida con este ingrediente suele tener una buena sazón, esta no combate el virus.

Los pimientos picantes (chiles) son muy sabrosos, pero su consumo no previene ni cura la covid-19″, explicó la organización mundial, y agregó que el mejor modo de protegerse contra la enfermedad es mantener una distancia de al menos un metro con respecto a otras personas y lavarse las manos con frecuencia y a fondo.

También se afirma que se puede combatir la covid-19 con las preparaciones con ajo, insistiendo en que las propiedades de este alimento pueden llegar a curar la enfermedad. Según indicó la OMS, no se ha comprobado que el ajo pueda curar o prevenir el virus solo con su consumo.

“El ajo es un alimento saludable que puede tener algunas propiedades antimicrobianas. Sin embargo, no se han obtenido pruebas de que comerlo proteja contra el virus que causa el brote actual”, aclaró la organización mundial, y agregó que el consumo de micronutrientes, las vitaminas D y C, y el zinc son componentes buenos para la salud en general, pero tampoco curan o evitan la covid-19.

Sobre estos nutrientes, la OMS indicó que “son fundamentales para el buen funcionamiento del sistema inmunológico y desempeñan un papel vital para la salud y el bienestar nutricional”, pero insistió en que no hay ninguna indicación sobre el uso de suplementos de micronutrientes como un posible tratamiento para la covid-19.

Con respecto a las prácticas peligrosas, como bañarse con agua muy caliente o someterse a altas temperaturas para expulsar el virus del cuerpo, la OMS advirtió que este tipo de actividades pueden ser nocivas para la salud, llegando incluso a proporcionar quemaduras.

Se explicó que, sin importar la temperatura a la que someta el cuerpo por un baño, se mantendrán el calor corporal hasta las 37 °C, por lo que este método no combate la enfermedad.

En medio de la pandemia vigente, se difundió entre la población que la ingesta de lejía o desinfectante podría llegar a matar el virus de la covid-19, por las propiedades que tiene estos líquidos nocivos para eliminar otros virus y bacterias. Sin embargo, la OMS aseveró que se trataba de una acción peligrosa que podría llegar a causar la muerte de quien lo intentara.

Estas sustancias pueden ser tóxicas si se ingieren, y el contacto con ellas irrita y daña la piel y los ojos. La lejía y los desinfectantes deben utilizarse únicamente para la desinfección de superficies y siempre con las debidas precauciones”, fueron las palabras de la organización mundial con respecto a esa práctica.

Se agregó que el consumo de alcohol tampoco ayuda a combatir la enfermedad, recalcando que esto es perjudicial para el organismo, aclaración que debieron hacer por los rumores que indicaban ingerir alcohol podría curar a las personas que padecían el virus.