coronavirus

Moderna anuncia que en agosto estará lista su vacuna contra la variante ómicron

La farmacéutica informó que ya había comenzado la producción, pero faltaba el aval de la entidad regulatoria.


Pocos días después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) informara sobre la aprobación de las vacunas contra la variante ómicron de la covid-19, la farmacéutica Moderna anunció que tiene listo su biológico, el cual vendría modificado para combatir la variante que ha dominado los casos de coronavirus desde inicios de año.

La revelación la hizo Stéphane Bancel, ejecutivo directo de la farmacéutica, en medio de una entrevista para la agencia de medios Reuters, asegurando que en agosto podría salir a la venta esta vacuna, ya que la producción masiva la habrían comenzado mucho tiempo antes de que la OMS diera el aval para su uso.

“Nuestro objetivo es ya en agosto, dado que vamos a presentar todos los datos en junio, a finales de junio... esperamos que para agosto la vacuna esté autorizada”, afirmó el funcionario, haciendo referencia al calendario que seguiría la compañía para lograr comercializar su vacuna.

“Podremos empezar a enviarla en agosto. En algunos países podría ser en septiembre, pero eso será realmente una decisión reglamentaria. Porque lo que es (el) cuello de botella ahora es la regulación. Desde el punto de vista de la fabricación, estamos produciendo la vacuna”, agregó afirmando que la producción no sería lo que retardaría la distribución, sino la aprobación por parte de las entidades regulatorias.

Así entonces, la vacuna que presentaría Moderna fue denominada como “bivalente”, lo que quiere decir que puede combatir el linaje inicial de la covid-19, así como la variante ómicron, y las subvariantes que se han derivado de esta última, la BA.4 y BA.5.

“Presentaremos estos datos a las autoridades reguladoras urgentemente y nos estamos preparando para suministrar nuestro refuerzo bivalente de próxima generación a partir de agosto, adelantándonos a un posible aumento de las infecciones por SARS-CoV-2 debido a las subvariantes de ómicron a principios de otoño”, continuó recalcado Bancel.

Es de recalcar que esta semana la OMS presentó su último reporte en el que indicaron que se aprobaba el uso de una vacuna que combata la variante ómicron, pero solamente con la novedad de que esta debe ser un refuerzo, es decir, no se puede administrar como primera o única dosis, ya que no cumpliría con su objetivo.

“Como dosis de refuerzo, una vacuna específica de ómicron puede provocar una respuesta inmunitaria más amplia que la vacuna basada en el virus inicial. Sin embargo, cuando se utiliza para la serie primaria, no es probable que confiera una protección tan amplia como la actual vacuna basada en el virus ancestral y, por lo tanto, no se aconseja en este momento”, explicó la OMS.

Con respecto a las actuales vacunas contra la covid-19, la OMS indicó que estas siguen siendo una fuerte protección contra las complicaciones de la enfermedad, a pesar de que no estén tan “actualizadas” con datos sobre otras variantes del virus.

“Siguen mostrando una fuerte protección contra la enfermedad grave y la muerte en todas las variantes del virus observadas hasta la fecha. Sigue siendo prioritario lograr altas tasas de cobertura con la serie primaria y las primeras dosis de refuerzo en los grupos de mayor y mayor prioridad de uso en todos los países”, se acotó.

La OMS recordó, además, la necesidad de avanzar en la vacunación contra el virus a nivel mundial, ya que a pesar de las altas cifras que se tienen, estas serían solo en algunas regiones de países con altos y medianos ingresos, sin embargo, faltarían varias naciones por aumentar sus tasas de vacunación.