COVID MUNDO
Variante Delta del coronavirus dificultaría lograr la inmunidad de rebaño (AP Foto/Ariana Cubillos) - Foto: AP

coronavirus

Variante Delta del coronavirus dificultaría lograr la inmunidad de rebaño

De acuerdo con la OMS, la nueva cepa originaria de la India es un 90 % más contagiosa.

Una de las mayores preocupaciones en medio de la vacunación y el incremento de los casos de contagio es si se logrará la inmunidad de rebaño, es decir, el momento cuando una población se hace inmune a una enfermedad.

Esta se logra bajo dos escenarios: la existencia de una vacuna o por exposición. En la medida en que el porcentaje de personas inmunes va en aumento, la probabilidad de que una persona que es contagiosa se encuentre con e infecte a otra persona que no sea inmune, disminuye.

Aunque se ha avanzado en la vacunación en el mundo con 1.891′797.264 de dosis aplicadas (24.3% de la población cubierta), de las cuales 887′955.930 dosis completas (11.4% de la población), lo especialistas se preguntan sobre cuál es la cifra de inmunizados que se requieren para enfrentar la expansión de la variante Delta, originaria de la India.

El cuestionamiento también surge por la cifra de contagiados, que podría derivar en la inmunidad de rebaño, ya que hasta este martes se han registrado 184′252.078 contagiados y 3′986.701 fallecidos.

La aparición de la variante Delta, que es un 90 % más contagiosa, podría modificar las cifras que manejan los científicos para calcular la inmunidad de rebaño. Expertos también tratan de determinar los efectos que podría tener, teniendo en cuenta que la nueva cepa es entre un 40 % y un 60 % más contagiosa que la variante Alpha, que a su vez era aproximadamente un 50 % más contagiosa que el virus que protagonizó la primera ola de la pandemia.

Los cálculos señalan que aunque la capacidad de contagio de la variante del Delta debería estar cerca del 60 %, la misma es menor hoy en día por el gran porcentaje de vacunados o personas que ya se contagiaron y tienen inmunidad adquirida y protegidos de posibles reinfecciones.

De acuerdo con cifras publicadas por Times, en relación con el número de reproducción R0 de la variante Delta en comparación con la Alpha y el virus original, se pudo determinar que en 2020, sin medidas de bloqueo y distanciamiento social, una persona podría infectar a otras 3 (R0 igual a 3), con Alpha una persona podría infectar 4 y con Delta serían 6, pero también podrían ser hasta 10, según los últimos datos.

Los científicos explicaron que el R0 es el llamado “número de reproducción básico”, es decir, el número promedio de infecciones secundarias causadas por cada individuo infectado en una población que nunca ha entrado en contacto con un patógeno en particular y se calcula a partir de las características innatas de una enfermedad, como la facilidad con la que pasa de una persona a otra, junto con los elementos del comportamiento humano que definen la frecuencia con que las personas enfermas y las susceptibles entrarán en contacto.

Su nombre científico es B.1.617 y se detectó por primera vez en la India en octubre del año pasado.
El nombre científico de la variante Delta es B.1.617 y se detectó por primera vez en la India en octubre del año pasado. - Foto: getty images

Los especialistas indicaron que lo que se busca es que el número que resulte, ayude a modelar la posible trayectoria de un brote. Eso quiere decir que si 1.000 personas tienen una influenza estacional cuyo R0 es de 1.3, se esperaría que estas infectaran a 1.300 personas más. Esa segunda generación pasaría a infectar a otras 1690 personas. Eso podría ir en aumento.

Según esos estudios, cuando llegue a la décima generación, unos treinta días después, 42.621 personas se habrán contagiado de influenza. Rt, por otro lado, describe la tasa de contagio después de la aplicación de medidas para contener la propagación de la enfermedad.

Así las cosas, las presencia de la variante Delta y su capacidad de contagio, obligaría a las autoridades mundiales de salud a cambiar el “umbral” que se debe alcanzar (como porcentaje de la población vacunada o curada) para tener inmunidad colectiva y detener la propagación del virus.

Los científicos determinaron que durante la primera ola, que se inició a finales de febrero de 2020, cuando aún no existían las vacunas, alrededor del 60-70 % de la población vacunada (o curada) tenía como objetivo alcanzar la inmunidad colectiva. Con la variante Alfa, el umbral había alcanzado el 70-80 % y ahora el cálculo debe revisarse al alza nuevamente por la alta contagiosidad que representa la variante Delta.

El físico y profesor de la Universidad de Trento Roberto Battiston señaló que ante la presencia de la nueva cepa se debe llegar al 88 % de la población vacunada para lograr la inmunidad de rebaño.

“Deberíamos llegar al 80 % de las personas vacunadas de ciclo completo”, indicó, por su parte, el virólogo Francesco Menichetti, jefe de Enfermedades Infecciosas del hospital de Pisa.

Andrea Costa, subsecretario de Salud de Italia, dijo que ante este panorama es poco probable “lograr la inmunidad colectiva a fines de septiembre”,

Entre tanto, el virólogo italiano Roberto Burioni, aseguró que “si, como parece, la variante Delta tiene un R0 entre 8 y 10, la política debe tomar en serio y rápidamente la obligación de vacunación para todos o existe un gran riesgo. El virus ya no es lo que hemos conocido, se ha vuelto mucho más peligroso”.

Los esfuerzos del mundo se siguen concentrando en ampliar la vacunación a pesar de las dificultades por el acceso a los inmunizantes y la distribución en varios países.