música

Amores, placeres, añoranzas y vibras: descubrimientos y lanzamientos musicales en voz de mujer

Compartimos una selección de estrenos recientes para su banda sonora personal, con sonidos que van de lo fresco y lo esperanzador a lo experimental y lo sentido.


Acid Coco - Todo Me Lleva a ti

La banda conformada por los hermanos Paulo y Andrea Olarte Toro, colombianos radicados en México, presenta este sencillo como “la fuerza incontenible e impredecible del mar contrastada con la fe en que algo sucederá si creemos realmente en ello”. El sonido propone un flow reggae, con guitarras sincopadas, pero encuentra su factor irresistible en la entrega vocal de Andrea, sus melodías y cadencias. La letra hace referencia a la atracción física pero, sobre todo, a la necesidad de “creer” para llegar a un punto proyectado, y en la entrega de dichas letras esta canción se hace fácil de repetir y dedicar.

LA DAMA - Misterio

Lara Klaus (Brasil), Daniela Serna (Colombia), Mafer Bandola (Venezuela) y Sara Lucas (Estados Unidos), multi-instrumentistas, educadoras y compositoras conforman LADAMA, un ensamble que suman una labor social con impacto comunitario a la música poderosa que componen e interpretan. Misterio es el segundo sencillo de “Oye Mujer”, su segundo álbum, y se presenta como “una oda a la sexualidad femenina, una invitación a explorar nuestro placer, a tocarnos con libertad. Queremos alardear de nuestros cuerpos diversos y libres. Reconocer y amar nuestro cuerpo como medio de placer es un acto de autocuidado, es un acto revolucionario de resistencia”.

Jorja Smith - Addicted

‘Be Right Back’ es lo primero que lanza esta hipnotizante artista desde su Lost & Found (2019). “Se llama ‘be right back’ porque es algo que quiero que tengan mis fans ahora mismo. Este no es un álbum, y estas canciones no habrían tenido cabida, pero sí necesitaba hacerlas, y alguien las necesita escuchar también”, dijo. A lo largo de los últimos tres años, Smith ha recibido merecidos elogios por sus composiciones, su interpretación, su emoción y su talento. Jorja cautiva y transmite, y en este ‘Be Right Back’, un maravilloso preludio para su el álbum previsto para 2022, comparte su arte y corazón. Más no le podemos pedir.

Tirzah - Sink In

La música de Tirzah se escucha pero, en gran medida, también se experimenta. En esta canción, en gran parte instrumental y de letras ambiguas, la británica ofrece una vivencia sensorial abierta a la interpretación del oyente y de quien se deja llevar por las visuales (cuyo arte es obra de Leah Walker, y coreografía y performance es obra de Lewis Walker y Tylor Deyn). “Sink In” y otros dos sencillos (“Send Me” y “Tectonic”) hacen parte de su nuevo trabajo, Colourgrade, previsto para este año y se suma a su notorio debut, Devotion (2018).

Courtney Barnett - Rae Street

Esta canción (cuyo interesante video de ventana compartimos) abre el próximo álbum de Courtney Barnett, “Things Take Time, Take Time”, que la artista australiana lanzará el 12 de noviembre. Las pistas reveladas muestran un lado optimista y sereno de la cantautora, y también se siente en ellas el sello de su talentosa co-productora Stella Mozgawa (Warpaint, Cate le Bon, Kurt Vile).

Sharon Van Etten & Angel Olsen - Like I Used To (acústica)

Dos compositoras de vital pasado y vibrante presente, que logran en esta re versión de su composición conjunta una una evidente química y la transforman en una especie de balada country llena de corazón, añoranza y nostalgia que borra fronteras de género desde las armonías, las guitarras acústicas y las voces indiscutibles.

Marta Rivera - Montaña

Comparte la banda en su enlace de bandcamp: “Montaña” es el tema más antiguo del disco y por ello el que más se ha transformado con el pasar del tiempo. Fue compuesto en un viaje por el sur del continente americano, hace doce años, en un momento melancólico donde lo plano del paisaje hizo consciente a Bibiana Rojas sobre lo imponentes que son las montañas tutelares bogotanas. Su ausencia hizo que les escribiese desde la distancia. Lo que empezó siendo una escritura a un alguien imaginario hace unos años, una descripción de esos paisajes que se extrañaban, detona en una fiesta alegre y bailable, como si la nostalgia y la melancolía se pudieran bailar. Quizás es nuestra condición de vivir constantemente en una sucesión de partidas y regresos la que hace que nos movamos y bailemos. La montaña de esta canción es la casa, la ciudad, el territorio y la canción es como una pequeña postal de añoranza de esos espacios”.