Tendencias

Home

Cultura

Artículo

Martina la peligrosa y Aura Castellar Foto: Prensa Martina y Prensa Aura
Martina la peligrosa y Aura Castellar traen nuevos lanzamientos Foto: Prensa Martina y Prensa Aura - Foto: Foto: Prensa Martina y Prensa Aura

música

Las mujeres colombianas que traen nueva música con el sabor de la costa Caribe

El amor es el centro de los nuevos lanzamientos musicales de las artistas.

La industria de la música no para, y para este final de año varios artistas han sacado al mercado varias producciones musicales y audiovisuales para mantenerse vigentes con el paso de los años, ya que el tiempo no perdona, pero alegrando a sus decenas de fanáticos y seguidores en el país y fuera de él.

Es así que Martina La Peligrosa, llega con su nuevo sencillo titulado Vaina Bacana, una canción de amor que describe este sentimiento con “palabras frescas y muy naturales, esas que utilizamos en la jerga cotidiana”.

El sencillo tiene un ritmo bailable y alegre; sonidos que siempre han caracterizado a Martina La Peligrosa como la champeta, el afrobeat, la percusión con tambores y un toque de pop urbano.

La cantautora destaca que su sencillo nació en un campamento de composición junto al equipo de Taganga Sounds, talento local de la ciudad de Santa Marta, y Carlos Mendoza, guitarrista de Martina. Allí, ‘La Peligrosa’ escribió este tema inspirada en el amor, pero utilizando palabras y frases que hacen parte de su día a la hora de hablar y que están arraigadas a su personalidad, sobre el escenario y fuera del mismo.

En su canción, la cordobesa expresa todas esas sensaciones bonitas que nos genera una persona, el sentir tranquilidad con el ser amado, algo que para todos debería ser una importante green flag (bandera verde), valores y conductas positivas que indican que una persona puede aportar bondad y buena onda a la vida de otra. La composición, también tiene un “toque picante” porque hace una invitación a la intimidad de la pareja y a la importancia de estar juntos.

Me veo en el reflejo de tus ojos miel, no necesito azúcar pa’ endulzar el café, yo solo creo en Dios, pero en ti tengo fe. La luna fue testigo cuando te soñé […] Ya no camino, ahora estoy que levito. Lo que me gusta es que me quieres bonito... Que tú me sabes a manguito, qué rico. ¡Si fueras un delito te cometo!”, son algunos de los versos del sencillo.

De otro lado, canta-autora e intérprete monteriana, Aura Castellar, lanzó su canción Tu luz, bonito, un porro que habla de un amor que ya no está y la añoranza a la tierra en donde se nace, además, es una canción inspirada en el porro la música tradicional de Córdoba, Sucre y Bolívar (departamentos de la región Caribe colombiana).

El videoclip de la producción musical, fue grabado en las calles de Bogotá y una sala de teatro, mezclando la modernidad y la cotidianidad de la vida de los artistas en la escena local con el folclor que llega de las otras ciudades. Sumado a ello, se muestra el colorido del baile en parejas y el cortejo, la elegancia de la danza muy característico del porro sabanero.

Su repertorio está compuesto por ritmos oriundos de su tierra, que, al ser interpretados por ella, toman formas diversas que producen sonidos originales que hacen de Aura una artista que se mueve libremente entre el folklore, el pop y el Word música.

“En mis canciones hablo de muchas cosas, mías y de otros, también depende del momento de la vida en el que me encuentre. Temas que hablan de la cotidianidad, el amor, la tristeza, la valentía, la esperanza”, manifestó la monteriana.

Cuando era niña solía encerrarse con un teclado Casio a “inventar melodías, con letras incoherentes. Entonces creo que quedé con la maña de comenzar primero las canciones con el acorde y la melodía. Luego esa melodía y esa acorde me llevan a escribir sobre algo”, añadió la cantautora.

Asegura, además, que “todo cambia, y escribir canciones es algo íntimo para mí, y considero que poco a poco me fui abriendo a mostrarlas sin que me diera vergüenza, soy una persona muy tímida y me daba pena cantar las canciones que hablaran sobre algo mío”.