Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/12/1983 12:00:00 AM

MAL SABOR

El ultimo disco de Rubén Blades se caracteriza por un trabajo mediocre

MAL SABOR, Sección Cultura, edición 80, Dec 12 1983 MAL SABOR
No es fácil llamarse Rubén Blades cuando se tiene toda una reputación y un gran público por detrás pendiente de lo que él hace, esperando impaciente que salga al mercado su último disco. Y es menos fácil aún, mantener toda una imagen que él mismo se ha encargado de crear a través de sus entrevistas (¿cuánto cobrará Rubén por sus exclusivas?) porque en últimas, y él lo sabe, esa imagen es muchas veces la llave para una salida comercial de su trabajo.
Pobre Rubén. A veces pienso que no hay nada peor que verse de pronto comprometido con su gente, comprometido sin quererlo, a darles todo lo que se tiene. En su caso, buena música y textos que sacuden, que no pasan desapercibidos. Y nada mejor que la libertad que posee el anónimo para irrumpir en el medio sin presiones de ninguna clase, ya sea con un disco excelente, valioso en algún aspecto, a simplemente desastroso, honesto fruto de sus posibilidades.
Pero el caso de Rubén es el primero. Allí en ese puesto (¿privilegiado?), no se puede salir con un trabajo mediocre como su último álbum "El que la hace la paga". No, no se puede. Porque el verdadero público se defrauda, se desilusiona. Y un músico no es nadie, o muy poco sin su público.
Rubén Blades ha sabido ganarse ese lugar que ostenta entre los grandes de la salsa actual, gracias a un original carrera musical donde ha prevalecido entre otros, el criterio ideológico de recrear el mundo urbano. Sin dejarnos descrestar por los títulos siempre envolventes de "sociólogo y renovador de la salsa", podemos eso sí, asegurar que Rubén Blades es bueno. Sobre todo como cantante. Esperemos que su historia no termine como la de tantas llamas que se apagan porque, a la final, no tenían la madera suficiente para sobrevivir en ese difícil medio del espectáculo.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com