deportes

Byron Castillo: nueva decisión de la Fifa reaviva la polémica entre Ecuador y Chile

Sigue siendo una incógnita lo que pasará con la clasificación de los ecuatorianos al Mundial de Catar 2022.


A seis meses del inicio del Mundial, la presencia de Ecuador en el partido inaugural sigue en suspenso a raíz de la demanda presentada por la federación chilena (ANFP) y la investigación que mantiene activa la Fifa en contra del defensor Byron Castillo.

Gustavo Alfaro y sus dirigidos confían en que no procederá el recurso de los australes y estarán en Doha en el mes de noviembre para disputar la fase de grupos. El problema es que la decisión se ha dilatado, pues hasta ahora no existe una comunicación oficial que les permita tomar un respiro y pensar netamente en lo deportivo.

La Fifa le dio un plazo inicial a la federación ecuatoriana (FEF) para presentar sus argumentos de defensa. Sin embargo, este viernes se conoció que pidieron una prórroga de 15 días más para juntar todas las pruebas que, en su concepto, los exime de cualquier responsabilidad frente a las dudas sobre la nacionalidad de Castillo.

GUAYAQUIL, ECUADOR - MARCH 18: President Guillermo Lass speaks with Byron Castillo player of Ecuador during a visit to Guayaquil on March 18, 2022 in Guayaquil, Ecuador. Lasso announced easing restriction measures on COVID-19 and a 100% capacity for all sporting events, restaurants, cinemas, workplaces. (Photo by Gerardo Menoscal/Agencia Press South/Getty Images)
Byron Castillo y el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, durante un evento en Guayaquil en marzo de 2022 - Foto: Getty Images

La respuesta a esa petición llegó a manos de los chilenos y salió a la luz en la mañana del sábado. “Informamos a la FEF que excepcionalmente se ha concedido una prórroga de quince (15) días y por ello invitamos a esta última a presentar su posición ante la Secretaría de la Comisión Disciplinaria de la Fifa a más tardar el 5 de junio de 2022″, reza la misiva.

Esta decisión del organismo internacional ha generado gran malestar en la ANFP por el tiempo que se atrasara el fallo y los posibles beneficios que estuvieran recibiendo los ecuatorianos en la investigación. Será entonces a principio de junio cuando se determine por parte de la Fifa si merece o no entrar a evaluar una posible descalificación de Ecuador en las Eliminatorias, recordando que consiguieron su tiquete de manera directa en el cuarto lugar detrás de Brasil, Argentina y Uruguay.

“No me compete”

Byron Castillo, que milita en el Barcelona de Guayaquil, defendió en ocho partidos de la eliminatoria a Ecuador, en los que conquistó 14 puntos. El lateral jugó para Ecuador en los empates ante Argentina (1-1) y Chile (0-0), en las victorias frente a Venezuela (1-0), Chile (2-0), Bolivia (3-0) y Paraguay (2-0), y en las derrotas frente al seleccionado guaraní (3-1) y Uruguay (1-0).

En caso de que perdiera los puntos logrados en dichos encuentros, Ecuador, que terminó el clasificatorio en puestos de clasificación directa con 26 puntos, caería al último escalón con 12 unidades detrás de Venezuela, una total debacle para el fútbol del país vecino.

Si la decisión de la Fifa llegara a ser una descalificación, Perú, que está cerca de disputar el repechaje, podría avanzar directamente, aunque su técnico niega que estén pensando en esa posibilidad. “El problema que se presenta con Byron Castillo preferiría no opinar, porque desconozco. O sea, es un seguimiento que puedo hacer, pero es tan distorsionada la información que preferiría no opinar, porque no me compete”, indicó Ricardo Gareca cuando le preguntaron al respecto.

“Son situaciones que tiene que resolver la gente indicada. Estoy enfocado totalmente en el repechaje, lo único que tengo en la cabeza es eso nada más. Todo lo demás correrá por cuenta de la gente encargada de resolver estos temas”, agregó el Tigre.

Lo cierto es que Perú ya entregó su lista de convocados para la repesca y no pretende entrar en discusiones con la federación ecuatoriana con la que guarda buenas relaciones. La disputa sigue siendo un asunto de Chile y su pretensión de avanzar al Mundial por escritorio, aunque sobre el campo de juego haya terminado en la séptima posición, debajo incluso de Colombia, solo superando a Paraguay, Bolivia y Venezuela.