Tendencias

Home

Deportes

Artículo

Liverpool's Colombian midfielder Luis Diaz celebrates scoring his team's second goal during the UEFA Champions League semi final second leg football match between Liverpool and Villarreal CF at La Ceramica stadium in Vila-real on May 3, 2022. (Photo by Paul ELLIS / AFP)
Luis Díaz fue clave para que el Liverpool lograra ese ansiado cupo a la gran final en París - Foto: AFP

deportes

Liverpool vs. Real Madrid: ¿cuánto cuesta ir a ver a Luis Díaz en la final de la Champions?

Solo queda un partido para definir al nuevo dueño de la Orejona, que se entregará al mejor postor el próximo 28 de mayo en el Stade de France.

El Stade de France de París, casa de la selección francesa, prepara sus instalaciones para recibir el gran partido de la temporada en Europa. Liverpool vs. Real Madrid será el duelo decisivo después de vivir dos intensas semifinales en las que los reds tuvieron que remontar en casa del Villarreal y los merengues hicieron realidad otro milagro para eliminar al Manchester City.

Todo el mundo se paralizará el próximo 28 de mayo para vivir la gran final que enfrentará a dos técnicos de gran experiencia como Jürgen Klopp y Carlo Ancelotti, además de estrellas del deporte como Karim Benzema, Mohamed Salah, Luka Modric y Sadio Mané, entre otros.

Los ojos de Colombia estarán puestos en la presentación de Luis Díaz, jugador determinante para que el Liverpool superara su llave de semifinal y se instalara en su tercera final de las últimas cinco ediciones. En 2018 cayó ante el Real Madrid, en 2019 venció al Tottenham y este 2022 quiere repetir el que sería el primer título europeo para el atacante guajiro.

La Uefa espera colmar las tribunas del Stade de France para un partido que se antoja a revancha por lo que sucedió hace unas temporadas en Kiev. Aquel partido que los españoles ganaron 3-1 se vio empañado por la lesión de Salah en los primeros minutos del encuentro, producto de un agarrón de Sergio Ramos en la mitad del campo.

El egipcio se retiró entre lágrimas al minuto 30 de un partido que había soñado durante toda su carrera. Es por eso que no ha negado su sed de ‘venganza’ en esta nueva oportunidad que le da el fútbol de enfrentar al gigante de la Champions League.

“Si le preguntas a todos los de Liverpool, todos te dirán que querían ese partido. No sé por qué no se nos permite hablar de ello, pero a mí me parece bien hablarlo: yo quería ese partido. Quería jugar contra Real Madrid”, dijo el faraón en Sky Sports, tras conocer el rival para la final.

Nadie se lo quiere perder

París pone a disposición 75.000 entradas para el partido, de las cuales 50.000 serán abiertas al público. Cada club tendrá derecho a repartir 20.000 de esas entradas a sus socios, mientras que las 10.000 restantes estarán a disposición de personas en todo el mundo, aunque la gran mayoría de ellas ya se encuentran vendidas.

Los precios oficiales que entrega la Uefa oscilan entre los 50 euros ($216.000) y 690 (casi $3 millones), esto dependiendo la ubicación dentro del escenario. Para los colombianos será imposible aspirar a una de las 20.000 entradas con las que cuenta cada club, a menos que sea socio, por lo que la única salida sería conseguir una entrada revendida que ya escala hasta los 3.700 y 6.000 euros, es decir, entre $16 y $25 millones.

Aparte de las entradas, el compatriota que quiera ir a ver a Luis Díaz también tendrá que contar con el valor de los vuelos ida y vuelta a París. El costo por trayecto está alrededor de los 4 o 5 millones.

Luis Díaz podría convertirse en el mejor colombiano en la UCL
Luis Díaz estuvo incluído en el equipo de la semana de la Champions League - Foto: AFP

Por último, las habitaciones de hotel están entre $700.000 a $2 millones, dependiendo las características y la ubicación cerca del estadio donde chocarán Real Madrid y Liverpool. En total, el viaje a la final de Champions League superaría los $20 millones, un lujo que muy pocos pueden darse.

Cabe recordar que el juego definitivo de esta edición debía disputarse en San Petersburgo, sin embargo, el conflicto entre Rusia y Ucrania provocó el cambio de sede al estadio ubicado en Saint-Denis, a las afueras de la capital francesa, que ya albergó una final en el año 2006 cuando el Barcelona venció al Arsenal.