deportes

Lo último: Uefa ya definió dónde se jugará la final de la Champions League

El Comité ejecutivo del organismo tomó la decisión de que San Petersburgo no acoja el encuentro, previsto para el próximo 28 de mayo.


Tras la invasión de Rusia a Ucrania, el comité ejecutivo de la Uefa tomó la decisión de cambiar la sede de la final del torneo de la Champions League, prevista para jugarse el próximo 28 de mayo en San Petersburgo.

El Comité se reunió este viernes 25 de febrero tras una convocatoria de urgencia para analizar la situación generada por la operación militar de Rusia a Ucrania y no solo condenó la medida sino que además decidió no realizar el partido en territorio ruso como apoyo al pueblo ucraniano.

El encuentro se realizará en Saint-Denis, en el Estadio de Francia (en el horario previsto) el 28 de mayo, definió la UEFA. El estadio de las afueras de París ya albergó la final de la Champions en 2006, en la que el Barcelona derrotó al Arsenal.

En un comunicado tras una reunión extraordinaria celebrada este viernes por la mañana en su sede de Nyon, “la UEFA desea expresar su agradecimiento y reconocimiento al presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, por su apoyo personal y su compromiso para que el partido más prestigioso del fútbol europeo de clubes se traslade a Francia en un momento de crisis sin precedentes”.

“Junto con el gobierno francés, la UEFA apoyará plenamente los esfuerzos de las múltiples partes interesadas para garantizar la provisión de rescate para los jugadores de fútbol y sus familias en Ucrania, que se enfrentan a un terrible sufrimiento humano, destrucción y desplazamiento”, añadió el organismo.

Igualmente, la Uefa decidió este viernes que todos los partidos en los que equipos rusos y ucranianos jueguen como locales se disputarán en terreno neutro “hasta nueva orden” en reacción por la invasión de Ucrania por el ejército de Rusia.

Esta decisión afecta sobre todo al partido del Spartak de Moscú en la Europa League, pero no el de repesca para el Mundial-2022 entre Rusia y Polonia previsto el 24 de marzo en Moscú, un encuentro que depende de la FIFA.

Vale la pena recordar que un grupo de 60 diputados del Parlamento Europeo había reclamado el miércoles a la Uefa, en una carta, que considerara cambiar la sede de la final para responder a los ataques militares rusos y el reconocimiento de las provincias rebeldes de Donetsk y Lugansk.

Concretamente, los políticos exigen que, como primer paso, cambie la sede del duelo definitivo de la máxima competición europea de fútbol y se reconsidere la opción de que Rusia organice eventos de este tipo.

La Uefa debe actuar ya y no puede seguir siendo una plataforma y dando legitimidad a este régimen”, ha instado la misiva en la que los eurodiputados exigen a la Uefa romper la relación con la empresa rusa Gazprom, principal patrocinador del torneo, y que considere imponer sanciones contra funcionarios rusos implicados en la crisis ucraniana.

Este asunto ya le fue planteado a la Comisión Europea, que de momento no ha tomado partido. De hecho, el martes un portavoz de la presidenta, Ursula von der Leyen, evitó responder al asunto, indicando que hay cosas “más importantes” de las que ocuparse que dónde se celebra un partido en plena crisis con Rusia.

Sky Sports indicó este viernes que Aleksander Ceferin, presidente de la Uefa, y el comité ejecutivo comunicarán próximamente la decisión de no disputar la final de la Champions en territorio ruso y estudiarán las opciones que hay sobre la mesa para escoger la ciudad que acogerá el partido, poniendo por delante la integridad de los jugadores, staff y espectadores que acudan a este espectáculo en el ocaso de la temporada en Europa.

El Estadio de Wembley, en Inglaterra, se erige como el principal candidato para ser anfitrión del compromiso, sin embargo, hay otras posibilidades que estarán bajo estudio en la reunión extraordinaria.

Sky añade que el anuncio de la nueva sede se dará en el comunicado que prometió publicar la Uefa luego de la asamblea entre los máximos dirigentes del fútbol europeo. “La Uefa tiene bastantes opciones. Necesitan un lugar que pueda atender a 100.000 aficionados que vienen el fin de semana, por lo que está pensando en lugares como Madrid, Barcelona, París, Múnich, Roma, Milán y, por supuesto, Londres también. Londres tiene el London Stadium y el Emirates Stadium también”, indicó el periodista Kaveh Solekhol en dicho medio de comunicación.

*Con información de Europa Press y AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA. Siga el minuto a minuto de lo que está ocurriendo.