deportes

Compañero ucraniano de Muriel y Zapata en Atalanta implora ayuda para su país

Ruslan Malinovskyi está entre los convocados para jugar este jueves en Europa League frente a Olympiakos.


El mundo se encuentra en alerta por la situación entre Rusia y Ucrania, luego de que el gobierno de Vladimir Putin decidiera entrar al espacio aéreo y bombardear Kiev y algunas de las ciudades más importantes del país fronterizo. A esta situación no han sido ajenos los deportistas ucranianos que han condenado rotundamente los ataques del ejército ruso en contra de sus compatriotas.

Andriy Shevchenko, famoso exfutbolista del Milan y Chelsea, publicó horas antes de las primeras explosiones que “¡siempre he estado orgulloso de mi gente y de mi país! ¡Hemos pasado por muchos momentos difíciles y en los últimos 30 años nos hemos formado como nación! ¡Una nación de ciudadanos sinceros, trabajadores y amantes de la libertad!”.

“Hoy es un momento difícil para todos nosotros. ¡Pero debemos unirnos! ¡En unidad venceremos! Gloria a Ucrania!”, dijo el legendario jugador de la selección ucraniana, que además estuvo como director técnico en la Eurocopa del año pasado.

Esas palabras de Sheva han sido secundadas por otros futbolistas de ese país como Oleksandr Zinchenko, actualmente en el Manchester City; Andrey Yarmolenko, del West Ham United, y hasta en la Champions League, con la camiseta del escudo que mostró Roman Yaremchuk, luego de marcar el tanto del empate entre Benfica y Ajax.

Ruslan Malinovskyi, compañero de Duván Zapata y Luis Fernando Muriel en el Atalanta, mostró a través de redes sociales su preocupación por la declaración de guerra del Gobierno ruso y pidió a sus seguidores una oración por la vida de sus compatriotas, acompañado de una imagen en la que se ven los distintos puntos que ha atacado el gobierno de Putin.

“Ucrania bajo ataque ahora mismo. ¡Por favor, corra la voz y ore por nuestro país!”, escribió el volante en su cuenta de Twitter en horas de la mañana en Europa, el mismo día en el que se jugarán el paso a octavos de final de la Europa League frente a Olympiacos en Grecia.

Minutos más tarde, Malinovskyi publicó el número de cuenta de varias fundaciones y bancos en Ucrania que están recolectando dinero como apoyo para el ejército. “Puede ayudar de cualquier manera posible siguiendo el enlace”, escribió el jugador.

En Instagram, además, reposteó las declaraciones del presidente Volodímir Zelenski en las que da un balance de las primeras horas del ataque y declara la Ley marcial, como un llamado para que los ciudadanos que desean defender la soberanía de su país puedan obtener armas.

“Tenemos un Ejército poderoso y nuestros habitantes son, igualmente, un poderoso ejército. El enemigo ha llegado a nuestra tierra. Ucrania lleva siendo atacada desde la medianoche. La defensa del Ejército y la solidaridad nacional son las más importantes de las defensas del Estado”, dijo en su intervención.

Por eso ya estamos dando armas y seguiremos dando armas a todos los ciudadanos que quieran defender nuestra soberanía. De cada ciudadano depende el futuro de nuestro pueblo”, agregó Zelenski.

Partido en marcha

Ante los bombardeos de Rusia en varias ciudades ucranianas, la Uefa convocó para el viernes una reunión de sus directivos en la que decidirá el futuro de las dos principales competencias a nivel de clubes.

De momento, los partidos de este jueves por la Europa League siguen su curso con el Atalanta en territorio griego para enfrentar a Olympiacos desde las 12:45 p. m. (hora de Colombia) en el partido de vuelta del repechaje para ingresar a los octavos de final. La serie está a favor de los bergamascos por 2-1 gracias los tantos de Berat Djimsiti el jueves pasado en Italia.

“En mi opinión hay muchos equipos de Champions que pueden ganar la Europa League, pero el que gane seguro que será una sorpresa. Ya veremos, antes tienes que pasar”, dijo Gianpiero Gasperini que no podrá contar ni con Zapata ni con Muriel para este compromiso. “Espero un partido muy luchado, su afición también estará, pero no le tenemos miedo a esto”, concluyó.