Tendencias

Home

Empresas

Artículo

EPM, Medellín
EPM, Medellín - Foto: Cortesía: EPM

empresas

EPM defiende que es buen momento para enajenar UNE

La empresa resaltó que estos recursos hacen parte del plan de inversiones con el que se espera concluir y poner en funcionamiento Hidroituango.

En las últimas horas se conoció que el Concejo de Medellín tomó la decisión de aplazar para las sesiones ordinarias de octubre y noviembre de 2021 el debate sobre la venta de las acciones que (Empresas Públicas de Medellín) EPM tiene en UNE e Invertelco.

La decisión fue consensuada entre los ponentes del proyecto y se argumentó que hace falta información para tomar decisiones en cuanto a esta venta de la participación no controlante de EPM en las compañías, pese a que el proyecto de acuerdo se radicó a finales de julio y se viene socializando de forma masiva.

Ante la situación, que podría generar una demora en la consecución de recursos por parte de las Empresas Públicas de Medellín para desarrollar su plan de inversiones, la compañía emitió un comunicado en el que señala que respeta la decisión, pero considera que es el momento de enajenar, debido a que las telecomunicaciones son un sector de mayor riesgo en el país.

EPM está convencida de que es el mejor momento para enajenar las acciones de UNE e Invertelco, debido al panorama cambiante del sector de las telecomunicaciones y a que presenta un nivel de riesgo superior al de los servicios públicos domiciliarios que presta EPM. La Empresa busca evitar eventuales exigencias de capital, reorientar los recursos invertidos en UNE a iniciativas que sean gestionadas por EPM y que hagan parte de sus negocios estratégicos, y ejercer el derecho de salida que le permitirá una mayor probabilidad de realizar una venta exitosa”, se destaca en la comunicación.

Esta venta, si es aprobada por el cabildo municipal, busca reorientar los recursos económicos obtenidos a iniciativas que gestiona directamente e integran el portafolio de negocios y, de esta manera, “cumplir efectivamente los compromisos adquiridos en el Plan de Inversiones 2021-2023 por valor de 11,2 billones de pesos”, según EPM.

Además, los esfuerzos principales están encaminados a culminar la Hidroeléctrica de Ituango, en donde se deben hacer inversiones adicionales por 2,1 billones de pesos, tras la emergencia presentada en 2018 y las obras de mitigación de riesgos que tuvo que poner en marcha la empresa. Este proyecto suministrará el 17 % de la energía que necesita el país en los próximos años.

A los argumentos presentados, EPM aseguró que “viene ejecutando el cronograma de tal manera que se pueda dar el proceso de enajenación en los tiempos requeridos y así tener una mayor probabilidad de éxito en la venta, haciendo uso de la cláusula de salida de manera completa y oportuna para proteger el patrimonio público invertido en UNE e Invertelco”.

En cuanto al argumento del Concejo de Medellín sobre la falta de información, EPM precisó que se han respondido las preguntas entregadas por los concejales, durante los grupos de estudio del tema, de manera verbal o por escrito.

Pese a esta situación, que se veía en el panorama durante esta semana, el alcalde de la ciudad, Daniel Quintero, dijo hace un par de día en Twitter: “Si no hay unanimidad de todas las bancadas, incluido el CD (Centro Democrático), pediré a EPM aplazar el debate hasta donde sea posible. No usaremos mayorías ni compraremos votos. EPM requiere recursos y mejor alternativa entre muchas es recuperar lo que queda de UNE”.

En otro texto, divulgado por los concejales ponentes, se señaló que la decisión pretende dar suficiente tiempo para que veedurías, tanques de pensamiento, organizaciones de consumidores, universidades, organizaciones no gubernamentales, entre otros, puedan abordar los pormenores sociales y económicos de una transacción que impactará de forma determinante las finanzas de EPM.

“La ciudadanía puede tener tranquilidad de que el proceso continuará con transparencia y puede contar con que esta extensión del plazo significa una oportunidad para que se oigan todas las posturas frente a la transacción que determinará el futuro de las organizaciones involucradas”, explicó la concejal Aura Arcila.