empresas

Finsocial, la compañía barranquillera que quiere cotizar en Wall Street

Este establecimiento de crédito se ha especializado en prestar a quienes están o estuvieron reportados negativamente en las centrales de riesgo.


En 2022, una de las fintech más grandes de Colombia cumplió 10 años generando oportunidades de crecimiento e inclusión financiera. Se trata de Finsocial, una firma de origen barranquillero, que se ha dedicado a brindar crédito a docentes del sector público, pensionados, independientes y mujeres emprendedoras,

En entrevista con SEMANA, Santiago Botero, CEO y fundador de la entidad, dice que tras el camino recorrido las metas que vienen son más ambiciosas. “La idea es llegar a cotizar en la bolsa de Nueva York”, afirma y agrega que, en el frente social, que ejecutan a través de su fundación, la aspiración es seguir fomentando la educación financiera.

La Fundación Finsocial nació en 2019, materializando los sueños de los casi mil empleados de Finsocial, que al igual que sus propietarios, tienen el propósito en común de servir a los demás.

La empresa, que tiene como premisa ofrecer soluciones crediticias de forma rápida y segura, cuenta con un portafolio de servicios 100 % digitales. Uno de sus factores diferenciales ha sido el de buscar llegar a más personas, enfocando sus esfuerzos en brindar segundas oportunidades a quienes han sido reportados en centrales de riesgo o a clientes sin perfiles de crédito que viven en áreas rurales y apartadas.

“Nosotros nos dedicamos a dignificar las labores de nuestros clientes, a darles el valor que merecen los profesores, los pensionados y las mujeres y emprendedores que son los que empujan el desarrollo de este país”, reflexiona Botero. Y es que a través de Finsocial se ofrecen créditos para desarrollar proyectos de vida con asesorías financieras.

Santiago BoteroPresidente de Finsocial
Santiago Botero, CEO de Finsocial - Foto: Karen salamanca

Por ejemplo, “algo que hacemos año a año es prestarles dinero a 5 mil personas en condición de vulnerabilidad para que logren salir del sistema de pagadiario y generen ingresos. A estas personas se les brinda un acompañamiento integral en todo momento”, dice refiriéndose a uno de los múltiples proyectos que operan entre la compañía y su fundación homónima.

En estos diez años, Finsocial no solo ha robustecido sus servicios a través del uso eficiente de las tecnologías, también ha trabajado con ahínco en su propósito de servir a los demás, fortaleciendo los lazos con su talento humano, mientras aporta a su desarrollo integral. También ha permitido a sus colaboradores mejorar su calidad de vida. Por ejemplo, facilitándoles la oportunidad de adquirir un vehículo a través de un crédito.

Asimismo, la compañía se ha encargado de optimizar su enfoque de Responsabilidad Social con miras al carbono neutro, apostándole a la sostenibilidad y a la protección del medioambiente.

Hoy las compañías tienen que ser social y ambientalmente responsables, porque más allá del dinero, una empresa no es lo que produce, sino el valor que genera. En estos 10 años hemos atravesado muchas situaciones, entre ellas algunas crisis y aun así salimos adelante. Por eso destaco como un hito que en la pandemia logramos vender el 100 % de las acciones de Finsocial a fondos de inversión internacionales, un hecho que sin duda afianza la confianza en nosotros, en nuestro país y que nos ha permitido seguir ayudando a más personas”, concluye Botero.

Los fondos compradores son administrados por Christofferson, Robb & Company (CRC) y es una operación que implica un hito para impulsar la confianza inversionista en el país. Así mismo, es la continuación de un negocio de 2019, cuando el poderoso banco de inversión estadounidense Morgan Stanley invirtió 125 millones de dólares en esta fintech colombiana.

Actualmente, Finsocial cuenta con más de 28 sucursales a nivel nacional, en departamentos como: Atlántico, La Guajira, Magdalena, Cesar, San Andrés, Sucre, Córdoba, Antioquia, Risaralda, Valle del Cauca, Tolima, Huila, Cundinamarca, Santander, Cauca, Nariño, Caldas, entre otros.