empresas

Melonn, la ‘startup’ colombiana de logística, espera duplicar su operación

A menos de un año de haber levantado su primera ronda de capital liderada por NFX, la compañía ya suma US$24 millones, contando con grandes inversionistas.


Melonn, la startup latinoamericana de apoyo al comercio electrónico, anunció el cierre de su ronda Serie A de US$20 millones liderada por QED Investors.

De hecho, Global Founders Capital (GFC), la inversora de compañías tecnológicas, también se unió de la mano de inversionistas incluyendo los fondos NFX, Pear y Wollef (anteriormente Jaguar Ventures), e inversionistas ángeles de alto perfil, entre ellos, los principales socios de capital de riesgo y fundadores de nuevas empresas en América Latina.

En menos de un año Melonn ha recaudado cerca de US$24 millones en total, una cifra que deja “bien parada” a la compañía en el mercado.

¿Cuál es el objetivo de la empresa?

Melonn va detrás de nuevos fondos para crecer los equipos de tecnología, en aras de fortalecer la plataforma y crear productos adyacentes, incluidos servicios financieros.

La compañía también planea ampliar sus capacidades comerciales y aumentar su red de bodegas para ofrecer entregas eficientes, el mismo día o al día siguiente en más ciudades de la región.

Y es que Melonn procura establecerse como el mejor aliado de las pymes que hacen uso del comercio electrónico en América Latina, empoderándolas con su tecnología y logística para que brinden una experiencia de compra a sus clientes igual o mejor que la de cualquier e-commerce de talla mundial.

Vista posterior de la mujer madura haciendo compras en línea en el sitio web con tableta digital en casa. Vista superior de la mujer con el pelo rojo relajándose en el sofá mientras compra en línea en el sitio web de comercio electrónico. Vista posterior de la pantalla táctil de la mano de la niña mientras selecciona el producto en el portal de comercio electrónico.
El comercio electrónico ha comenzado a ser una tendencia a nivel global. - Foto: Getty Images/iStockphoto

“El capital que hemos recaudado lo destinaremos al fortalecimiento de nuestra propuesta de valor por medio de innovaciones tecnológicas que nos permitan contar con una plataforma más robusta, complementar nuestro portafolio de productos disponibles para los clientes, escalar el modelo de negocio a otros países de la región y consolidar los mercados en los que hoy operamos por medio de la apertura de bodegas. Esperamos que este crecimiento nos permita generar más de 800 empleos, multiplicar por seis el espacio de almacenamiento y tener más de 2.000 clientes”, explicó Andrés Gómez, CEO de Melonn por medio de un comunicado de prensa.

¿Cómo lo hacen?

La plataforma tecnológica de Melonn guía a los vendedores a través de un proceso simple y altamente automatizado y se conecta a sus diferentes canales de comercio electrónico. Posteriormente, los vendedores envían su inventario a las bodegas de Melonn que están cerca de sus consumidores finales, y Melonn se encarga rápidamente del alistamiento y entrega, para que los consumidores reciban sus pedidos el mismo día o al día siguiente, ocupándose también de las devoluciones.

De igual forma, Melonn trabaja con una variedad de proveedores de transporte, para reducir los tiempos y costos de envío.

Finalmente, los vendedores pueden administrar y monitorear todo el proceso desde la plataforma de Melonn en cualquier lugar, accediendo a herramientas de análisis de datos para tomar mejores decisiones operativas, comerciales y de marketing.

¿Qué ha pasado con el comercio electrónico?

Hasta hace unos años se consideraba que América Latina había adoptado tardíamente el comercio electrónico. Pero en los últimos tres a cinco años y, más recientemente, con el impacto de la covid-19, esto ha cambiado drásticamente.

Hoy en día es la región con el mercado de comercio electrónico de más rápido crecimiento, estimado en más de US$100.000 millones, que se espera que se duplique para 2025 y se acerque a un mercado de US$1 billón en las próximas dos décadas. Más del 80 % del mercado está compuesto por pequeñas y medianas empresas vendedores.