Tendencias

Home

Empresas

Artículo

La Sociedad Portuaria Regional de Buenaventura dijo que desde el pasado 28 de abril, cuando se dio inicio al paro nacional, se ha evidenciado un represamiento importante de carga. - Foto: Getty Images

economía

Paro nacional | Mercancía represada en puerto de Buenaventura supera el medio millón de toneladas

El represamiento de todo tipo de bienes incrementa el daño al sector industrial y productivo del país. Navieras del mundo no despacharán al puerto colombiano.

La situación en Buenaventura se sigue agravando. A la noticia que se conoció en las últimas horas sobre la decisión de varias navieras de no atracar en el puerto colombiano sobre el Pacífico, se conocen ahora detalles de la enorme cantidad de mercancías que están represadas en los patios de contenedores y silos del complejo portuario.

Según compañías de logística internacional, navieras como MSC, CMA, EMC y COSCO, decidieron suspender las operaciones a Buenaventura, lo que obligará a atracar en Cartagena y Barranquilla, situación que encarecerá la operación al verse obligados a cruzar el Canal de Panamá, además de un mayor recorrido.

La Sociedad Portuaria Regional de Buenaventura (Sprb) indicó que desde el pasado 28 de abril, cuando se dio inicio al paro nacional, se ha evidenciado un represamiento importante de carga.

La Sprb actualizó los datos sobre el comportamiento (promedio) de las exportaciones e importaciones que se realizan por este terminal, según tipos de carga y durante estos 22 días de paro.

En materia de exportación han dejado de salir por este terminal, aproximadamente más de 16.900 toneladas de café, 20.400 toneladas de azúcar, 1.880 toneladas de granel sólido, 2.250 toneladas de carga general y 48.460 toneladas de carga en contenedores.

En lo referente a la mercancía de importación, se pueden hacer cálculos aproximados de 188.300 toneladas de granel sólido, 99.000 toneladas de carga general, y 169.200 toneladas de carga en contenedores, para un total de 456.500 toneladas de carga sin poder llegar a su destino.

La Sociedad Portuaria aseguró que hará esfuerzos para recibir la carga de importación que llega a diario. “La compañía de nuevo hace un llamado a los diferentes actores que tienen en sus manos la solución a este paro nacional, para que los diálogos avancen rápidamente y así se logre un acuerdo que beneficie a todos los colombianos y de sostenimiento al comercio exterior del país”, indicaron portavoces del Puerto.

La Agencia Nacional de Infraestructura, ente responsable de vigilar la correcta ejecución de los contratos de concesión portuaria, indicó que “tratándose de orden público es un tema general que se trabaja con MinDefensa. En cuanto al contrato de concesión sigue en vigencia. Si se requieren ajustes por temas de fuerza mayor, se harán”.

Esta semana varios transportadores de carga que intentaron movilizar maquinaria, carbón y otros insumos, fueron atacados por algunos manifestantes. Varios vehículos fueron vandalizados.

Camion incinerado por manifestantes
Camion incinerado por manifestantes - Foto: Cortesía afiliado a Colfecar

Efectos en la economía

El Puerto de Buenaventura es fundamental para la economía nacional, debido a que por este sitio sale y entra casi el 50 por ciento de la carga en contenedores en el país.

Las navieras que decidieron suspender los viajes al puerto colombiano tendrán que seguir hasta Guayaquil, Ecuador o Callao, Perú, puertos que son competencia directa en la industria logística.

El otro hecho relevante es que no hay otro puerto en el pacífico colombiano con las especificaciones técnicas para la llegada de barcos grandes de contenedores. El puerto de Tumaco no cuenta con la infraestructura vial y portuaria para atender este tipo de embarcaciones.

La primera consecuencia es el desabastecimiento de materias primas, alimentos e insumos para el agro, como fertilizantes.

El mayor costo de almacenaje, derivado de los represamientos de mercancías afectará el bolsillo de los productores y los precios de los artículos que necesariamente subirán. De persistir el problema por más tiempo, este problema se verá reflejado sensiblemente en el dato final de inflación.

Varios industriales del país han expresado su preocupación ante las dificultades para movilizar las partes e insumos industriales que llegan a este puerto, procedentes especialmente de Asia. Busscar, la ensambladora de buses de varios sistemas masivos reportó hace unos días dificultades para conseguir las partes.

Los vehículos importados que provienen de México llegan en su mayoría a Cartagena, pero los que se embarcan desde Asia arriban a Buenaventura, por lo que también se prevén dificultades para los stocks y suministros en las grandes ciudades.