investigación

Lo último: Superindustria formuló pliego de cargos contra Bavaria, ¿por qué?

Establecieron incremento inusitado de contratos de exclusividad y podrían estar violando la libre competencia.


De tener 88 contratos de exclusividad pactados, la compañía Bavaria pasó a 8.268, solo entre 2016 y 2017, lo que significa un crecimiento exponencial no menor a 9,295 %, lo que llamó la atención de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) y la llevó a poner la lupa sobre la cervecera y anunciar este miércoles la apertura de un pliego de cargos para establecer el aprovechamiento que está teniendo de su posición de dominio en el mercado.

Según precisó la SuperIndustria, esos contratos se habrían dado en diferentes sectores, entre ellos, el de bebidas, entretenimiento y pequeños establecimientos, lo que ha limitado la participación de otros competidores.

Dentro de los investigados figuran José Luis González Quiroz, quien fuera presidente y vicepresidente comercial de Bavaria durante 2017 y 2020.

La entidad de vigilancia señaló que investigación se inició luego de que esa entidad recibiera una queja presentada por Central Cervecera de Colombia, precisamente en el sentido de que ”se había hecho un incremento exponencial de cláusulas de exclusividad”, como reacción a la entrada en operación de la planta de producción de la compañía que interpuso la queja.

Según el documento de formulación de cargos divulgado por la SIC, se habría evidenciado que Bavaria habría tenido la intención de “obstruir el crecimiento de ese competidor, así como que las exclusividades que esta cervecera implementó”. Con ello, agrega la Superintendencia, “habría logrado ese resultado en algunos canales de comercialización”.

En ese sentido, el Superintendente de Industria y Comercio, Andrés Barreto, dijo que el efecto no está siendo competitivo sino obstructivo sobre el crecimiento de la Central que interpuso la querella, al tiempo que se obstruye la posibilidad de ingreso de otros actores al mercado cervecero.

Lo más complejo en ese escenario, según precisó Barreto, es que se le quita la posibilidad a los consumidores de disfrutar de otro producto y un mejor precio.

Conductas que se investigan

La Superintendencia estableció que Bavaria podría haber incurrido en “abuso de posición de dominio”, una práctica que está totalmente prohibida por el numeral 6 del artículo 50 del Decreto 2153 de 1992.

En cuanto al investigado, la SIC señala que ―presuntamente― “habría colaborado, facilitado, autorizado, ejecutado y/o tolerado el abuso en el que habría incurrido la compañía”.

andrés barreto Superintendente de Industria y Comercio
Andrés Barreto, Superintendente de Industria y Comercio - Foto:

Millonaria multa

En el proceso en curso, según ha establecido la Superintendencia, el implicado podría llegar a tener que pagar multas hasta por 100.000 salarios mínimos mensuales por cada infracción, pues lo que está en juego es la presunta violación de la libre competencia.

También podrían ser involucrados los que hayan colaborado, facilitado, autorizado, ejecutado y/o tolerado las conductas anticompetitivas. En tal caso, las multas económicas podrían llegar a 2.000 salarios mínimos por infracción.

La SIC ya había negado integración a Bavaria

Hay que recordar que la Superintendencia ya había objetado la solicitud de integración entre las compañías Bavaria y la Industria Nacional de Gaseosas S.A. (Indega), Embotelladora de la Sabana S.A.S. (Embosa), la Compañía de Transporte de Bebidas S.A.S. (Transbeb), la Compañía de Servicios Comerciales S.A.S. (Atencom) y Coca-Cola Bebidas de Colombia S.A., las cuales buscaban crear un esquema que causaría una competencia difícil de igualar en el mercado de las bebidas.