Getty creativo
Esta ha sido una semana de constantes alzas para la moneda estadounidense en Colombia. - Foto: Getty Images

divisas

De nuevo se prenden alarmas: precio del dólar en Colombia otra vez se dispara hasta los $ 5.051

De esta forma, la divisa deja atrás nuevamente los días marcados por fuertes bajas.

El precio del dólar en Colombia regresó a los días de constantes alzas y este jueves -16 de noviembre- se ubica nuevamente por encima de la barrera de los 5.000 pesos, impulsado por los recientes anuncios de crisis económica en Reino Unido y la expectativa que hay en los mercados por la respuesta que se de desde los Estados Unidos ante esta situación, que prende las alarmas entre los inversionistas.

De acuerdo con los reportes de arranque de jornada de la Bolsa de Valores de Colombia, la moneda estadounidense amaneció con un precio inicial de 5.008 pesos, cifra con la cual supera por más de 70 peso la Tasa Representativa del Mercado fijada para hoy por la Superintendencia Financiera en 4.922 pesos con 77 centavos, tras las alzas registradas en la jornada anterior.

Así mismo, los primeros movimientos de esta divisa marcan una fuerte alza que lo ubican en los 5.051 pesos como punto máximo, mientras que su mínimo ronda los 4.990 pesos. Con corte a las 10:00 de la mañana, la cotización promedio es de 5.035 pesos con 69 centavos, dejando claro que este comienzo de día estuvo marcado por una firme tendencia al alza, en respuesta al nerviosismo que regresa a los mercados.

De esta forma, quedan atrás los días en los que los datos de inflación en los Estados Unidos generaban calma entre los inversionistas, que hoy en día volvieron a despertar su apetito por los activos refugio para estar listos ante una eventual crisis económica mundial, luego de que en Europa, Reino Unido anunciara que oficialmente se encuentra en recesión, mientras que Rusia completa tres periodos seguidos de caída en su Producto Interno Bruto.

El gobierno británico presentó el jueves unos presupuestos marcados por la austeridad, con más impuestos y menos gasto público para ahorrar 55.000 millones de libras (65.000 millones de dólares), en un contexto de crisis del coste de la vida y recesión confirmada.

Esta se inscribe en una tendencia global impulsada en los últimos años por la pandemia de covid-19 y la invasión rusa en Ucrania, que dañaron el crecimiento y dispararon los precios de la energía, defendió Hunt. Según datos de la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR), el Reino Unido ya entró en recesión y se prevé que su PIB caiga 1,4 % en 2023.

No obstante, según expertos como Juan Eduardo Nates, analista de Credicorp Capital, gran parte de la presión llega por parte de la expectativa frente a lo que pueda pasar con el futuro económico de Estados Unidos, especialmente con las tasas de interés, que desde la misma Reserva Federal se ha indicado varias veces que seguirán subiendo, ya que la meta es regresar el costo de vida al 2 %.

“Amanecemos con los mercados menos optimistas, respecto a como veníamos la semana pasada, pese a que las expectativas sobre una subida en diciembre pues están por debajo de los 75 puntos básicos con relación a la Reserva Federal de los Estados Unidos no hay que pasar por alto que un incremento de 50 puntos es una subida que los analistas consideran importante, ya que son 50 básicos en una economía que no viene acostumbrada a este tipo de medidas”.

La Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) debería moderar “pronto” el ritmo de subidas de tasas de interés para combatir la inflación, según dijo esta semana su vicepresidenta, Lael Brainard. En la más reciente reunión de la Fed, que se llevó a cabo el pasado 2 de noviembre, la junta decidió aumentar en 75 puntos básicos las tasas de interés hasta 4 %.

Obviamente, en la medida de que los mercados se vuelven demasiado optimistas, el trabajo de la Fed o de los líderes y autoridades económicas es bajar o controlar un poco esas expectativas, no sólamente sobre la inflación, sino sobre la senda que deben seguir las tasas de interés, todavía no es momento de bajarlas o de parar las subidas, ni de bajar la guardia en la lucha contra la inflación”.

Por último, hay que tener presente que los precios internacionales del petróleo bajaron el miércoles, en un retroceso a contracorriente de lo ocurrido el martes tras las noticias de la caída de un misil en Polonia que finalmente fue atribuida a la defensa antiaérea ucraniana contra los ataques de Rusia.

El barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega en diciembre, cedió 1,53 % al cerrar en 85,59 dólares en el mercado de Nueva York. Por su lado, en Londres, el precio del barril de Brent del mar del Norte para entrega en enero perdió 1,06 % cotizado a 92,86 dólares.

El martes el mercado ganó terreno tras el anuncio de caída de un misil cerca de la frontera entre Polonia y Ucrania, atribuido inicialmente a Rusia por un responsable de inteligencia estadounidense. No obstante, cuando todo se calmó, los precios volvieron a desplomarse con fuerza.

*Con información de AFP.