reforma tributaria

“Entre menos recaude la reforma tributaria, más negativo será su impacto en la calificación de Colombia”: Fitch Ratings

El analista para América Latina de Fitch Ratings Richard Francis dijo que los altos niveles de deuda y de déficit fiscal de Colombia son insostenibles en el tiempo.


A pesar de que la discusión formal de la reforma tributaria que radicó el Ministerio de Hacienda no ha iniciado en el Congreso, ya una gran parte de partidos políticos han mostrado su oposición a varias de las medidas del proyecto de ley.

Los posibles cambios que sufra la reforma en el legislativo pueden hacer que el proyecto termine recaudando menos de lo esperado por el Gobierno, el cual proyecta ingresos netos por $23,4 billones.

Para el analista para América Latina de Fitch Ratings, Richard Francis, entre menos recursos aporte la reforma a las finanzas del país, más en riesgo estaría la calificación de Colombia.

“Si la reforma recauda menos, podríamos ver consecuencias negativas en la calificación porque es una parte importante del plan de ajuste. Si recauda menos va a ser difícil conseguir el ajuste fiscal para estabilizar y disminuir la deuda. Entre menos recaude la reforma, más negativo será el impacto en la calificación”, dijo Francis.

El analista agregó que para determinar si el impacto de la reforma será tan negativo para bajar la calificación de Colombia, se necesitará esperar a ver el proyecto que será aprobado.

“¿Si el impacto es tan negativo para bajar la calificación?, es otro tema y tendríamos que ver el plan de ajuste después de la reforma. Tal vez el Gobierno recorte gastos para compensar, hay formas de hacer ajustes en otros sectores, tenemos que ver el plan, la reforma es importante, pero no es el único mecanismo”, agregó.

Francis destacó que por lo menos el Gobierno está intentando hacer una reforma fiscal que ayude a disminuir la deuda en el tiempo, aunque admitió que lo más probable es que lo aprobado sea muy diferente a lo presentado por el Ministerio de Hacienda.

“Por lo menos el Gobierno está proponiendo algo y para nosotros eso es clave porque el país necesita un ajuste fiscal bastante fuerte para estabilizar y empezar a bajar la deuda. Todo el mundo sabe que lo que el Gobierno está proponiendo probablemente no va a ser igual a lo que el Congreso apruebe en junio”, resaltó.

Richard Francis, analista líder para Colombia de Fitch.
Richard Francis, analista líder para Colombia de Fitch. - Foto: fotografía: ARCHIVO PARTICULAR.

Reiteró que Fitch Ratings evaluará la calificación de Colombia después de que el Congreso haya aprobado una reforma fiscal.

“La idea es esperar a que se apruebe la reforma para tomar una decisión sobre la calificación de Colombia. La información que tenemos no es suficiente para tomar una decisión, y tal vez no va a ser suficiente después de la reforma, sobre todo cuando vamos a ver los cambios al proyecto en el Congreso”, dijo.

¿Cuentas insostenibles?

Con el fin de atender a la población vulnerable en medio de la pandemia, el Gobierno elevó sus niveles de endeudamiento a máximos históricos y se espera que la deuda siga incrementando durante este año.

De hecho, en 2020 el país terminó con un déficit fiscal de 7,8 % del PIB y se estima que esta cifra aumente al 8,6 % del PIB, el más alto en la historia económica del país.

“Una certeza es que un déficit fiscal de entre el 7 % y 9 % del PIB no es sostenible. Para nosotros, déficits fiscales tan altos y con una deuda subiendo de manera constante, eso no es sostenible y generan riesgos para la estabilidad económica del país”, dijo Richard Francis.

Para reducir la deuda y el déficit, Francis considera que, si bien una buena reforma fiscal es solo un paso, se debe apostar a otros elementos como el crecimiento económico, la reducción del gasto y la lucha contra la evasión de la Dian.

“La reforma tributaria es solamente un componente, el Gobierno está hablando de mejorar el recaudo de ingresos de la Dian, dice que muchos gastos son transitorios por la pandemia y que van a bajar a partir del próximo año. El otro tema que es importante es el crecimiento. Cuanto más crecimiento haya, más ingresos llegan y se puede reducir más fácil la deuda”, dijo.

“El Gobierno está diciendo que está mirando un incremento del recaudo por parte de una mejor administración de la Dian, esto sería positivo, pero no sabemos cuándo empezará a funcionar ni cuánto aportará”, agregó.

De otro lado, Francis resaltó los cambios que el Gobierno propone realizar a la Regla Fiscal para que esta tenga como objetivo, no solo disminuir el déficit, sino también bajar la deuda del país.

“Es importante tener un componente de reducción de la deuda en la Regla Fiscal. Con la Regla Fiscal vieja la deuda en términos de PIB estaba subiendo y subiendo. Tener el componente de deuda mejora la regla, aunque el Gobierno también está cambiando las metas de Gobierno central a Gobierno general y tenemos que ver si con esas nuevas metas se va a estabilizar la deuda en términos de PIB”, dijo Francis.

Para el analista, Colombia necesita alrededor de 5 % del PIB (más de $50 billones) para poder estabilizar su economía.

“El plan del gobierno es obtener más del 1 % del PIB en ingresos por la Dian, en el corto plazo esto es más relevante que la reforma tributaria y lo otro es el lado de gastos. El gobierno está diciendo que está gastando tres puntos del pib para combatir la pandemia y reactivar la economía, pero esos gastos no son permanentes sino transitorios. Todo esto unido a una buena reforma daría más del 5 % del PIB y eso es lo que se necesita para estabilizar deuda porque estamos empezando este año con un déficit del 9 % del PIB”, dijo.

Se necesitan más reformas

A pesar de la importancia de la reforma fiscal, Francis dijo que el país necesita ir avanzando en cambios estructurales en términos pensionales y laborales, aunque cree que lo más probable es que este Gobierno no alcance a hacer esas propuestas.

“Antes de la pandemia, el Gobierno estaba hablando de una reforma pensional y laboral, no soy experto político, pero creo que sería mucho para presentar en el poco tiempo que le queda al Gobierno. Son reformas importantes, una reforma laboral puede ayudar a flexibilizar el mercado laboral y puede ayudar con la tasa de desempleo, pero no sabemos si se quieren hacer esas reformas”, dijo Francis.

Sin embargo, teniendo en cuenta que en junio ya estaría aprobada una reforma fiscal, Francis no descarta que en la segunda mitad de este año se pueda presentar alguna otra reforma al Congreso.