macroeconomía

Gobierno Duque desistió de adjudicar minas de carbón en el Cesar a último momento

En un comienzo, la Agencia Nacional de Minería (ANM) esperaba adjudicar las dos minas en la última semana de julio.


El ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, decidió suspender el proceso de adjudicación de las minas de carbón que Prodeco le devolvió a la Agencia Nacional de Minería (ANM) en 2021. Pese a que el funcionario aseguró, en varias ocasiones, que estas tendrían nuevo dueño a finales de julio, este proceso no se logró concretar.

La ANM aseguró que la suspensión se hizo con el propósito de “continuar garantizando el absoluto respeto por los principios de transparencia, publicidad y participación que han orientado las actuaciones adelantadas por la Agencia Nacional de Minería dentro de las Rondas Mineras”.

El proceso para encontrarle un nuevo dueño a las minas Calenturitas y La Jagua, ubicadas en el departamento del Cesar, se lanzó el pasado 8 de abril y el periodo para la recepción de ofertas inició el 25 de mayo de 2022. Pero por solicitud de los potenciales interesados, el plazo para la presentación de ofertas se había ampliado hasta el 25 de julio.

De acuerdo con el ministro Diego Mesa, por estas dos minas de carbón había “mucho interés”, tanto así que seis empresas (americanas, colombianas y europeas) se habían presentado al proceso y se encontraban precalificadas. Sin embargo, a la final se recibió solo una oferta de parte de Colombian Natural Resources.

Con la suspensión del proceso de adjudicación, la ANM manifestó que quedaría pendiente la revisión de los requisitos de este oferente, la etapa de contraofertas y el cronograma subsiguiente.

“La suspensión de estos términos permitirá al Gobierno entrante tener pleno e integral conocimiento de las particularidades propias del proceso de selección objetiva y realizar los análisis que en derecho correspondan para la adopción de las decisiones a que haya lugar”, aseguró la ANM.

La apertura de recepción de ofertas será el próximo 25 de mayo.
La empresa Colombian Natural Resources fue la única en presentar oferta por estas minas de carbón. - Foto: Foto: ANM

Calenturitas y La Jagua son minas a cielo abierto que ocupan un área de 9.300 hectáreas y, además de tener toda una infraestructura lista para la producción de carbón, cuentan con una línea férrea que las conecta con el puerto de exportación Puerto Nuevo, ubicado en el municipio de Ciénaga, Magdalena.

Las dos minas, que están ubicadas en los municipios de Becerril, El Paso y La Jagua de Ibirico, tienen la capacidad de producir conjuntamente hasta 15 millones de toneladas de carbón térmico. Así mismo, cuentan con recursos de carbón medidos e indicados de 345 millones de toneladas.

El carbón, además de ser un mineral estratégico para Colombia, en el año 2021 aportó el 56 % del PIB minero, y, particularmente, para los departamentos de Cesar y La Guajira, el sector de minas y canteras representó el 28 y 32 % del PIB departamental, respectivamente.

Carbón. Getty Images.
En 2021, la producción de carbón de Colombia llegó a 56,4 millones de toneladas. - Foto: Getty Images

Sin embargo, el presidente electo Gustavo Petro, quien se posesionará en el cargo este domingo, ha dicho en varias oportunidades que está en contra de que en Colombia se siga promoviendo la producción de carbón, una actividad que genera más de 50.000 empleos, principalmente, en La Guajira y Cesar.

Incluso, durante su campaña presidencial, Petro puso en el mismo nivel al petróleo, al carbón y a la cocaína y aseguró que este mineral es más peligroso para la humanidad que la misma cocaína. Además, calificó como “veneno” a estos dos productos que produce y exporta Colombia.

Nuestros tres principales productos de exportación son tres venenos, el más poderoso el carbón, que sacan del Caribe, La Guajira y el Cesar. Después el petróleo, que sacan del Piedemonte Llanero y luego la cocaína. Carbón, petróleo y cocaína, la forma como Colombia se articula al mundo, el producto económico de un régimen político de la corrupción”, afirmó.

Colombia cuenta con el 53 % de las reservas probadas de carbón de Latinoamérica y el 0,6 % de las mundiales, que le permiten contar con recursos para los próximos 52 años. En 2021, la producción de carbón llegó a 56,4 millones de toneladas. Este año se espera un incremento del 10 %.