nación

Vicepresidenta de la ANI prefirió renunciar, antes que adjudicar obras del canal del Dique

Este proyecto contará con una inversión por el orden de los 3,1 billones de pesos y su adjudicación se esperaba para este jueves o viernes.


El afán que tenía el gobierno del presidente Iván Duque para adjudicar las obras del proyecto del canal del Dique llevó a que la vicepresidente de Estructuración de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Diana Cardona, presentara su renuncia a su cargo el pasado 3 de agosto, pues era ella quien tenía esta responsabilidad.

Debido a esta renuncia fue que la ANI, precisamente el pasado 3 de agosto, anunció la suspensión del proceso de adjudicación, una decisión que tomó por sorpresa a muchos, ya que se esperaba que se realizara entre el jueves 4 y el viernes 5 de agosto.

“En cuanto a los procesos de estructuración y licitación, como siempre, he recomendado tener cronogramas de licitación amplios y —en caso de requerirse— que puedan ser desplazados cuando sea necesario. En ese sentido, como le había comunicado de manera verbal, reitero mi posición sobre la necesidad de mover los cronogramas de adjudicaciones de esta semana, en especial el del canal del Dique”, aseguró Cardona en su carta de renuncia.

Además, recordó que el proyecto Canal del Dique es uno de los proyectos más completos en materia de estructuración, desde su planeación durante el fenómeno de la Niña de 2011, como un proyecto de restauración de los ecosistemas degradados.

En ese sentido, se realizaron los diseños fase 3, el plan ambiental aprobado por el Ministerio del Medio Ambiente (plan hidrosedimentológico) y las consultas previas y aprobaciones con todas las entidades e instancias del Gobierno nacional, lo que “permitió tener un proyecto bien estructurado, con todos los requisitos legales necesarios para abrir la licitación”.

Sin embargo, Diana Cardona consideró que era necesario mover el cronograma un par de semanas debido a “los elementos y situaciones que rodean el proceso”. Según detalló, son los siguientes:

El proyecto del Canal del Dique es pionero en Latinoamérica y contará con una inversión de $3,1 billones.
El proyecto del Canal del Dique es pionero en Latinoamérica y contará con una inversión de $3,1 billones. - Foto: Twitter @ANI_Colombia
  • Oposición al proyecto de parte de las comunidades, tutelas y bloqueos, así como la creación de movimientos en contra del proyecto. Además, miembros del gabinete de Gustavo Petro y congresistas pidieron no adjudicar el proyecto el 4 de agosto.
  • La Contraloría General de la República solicitó aclaraciones frente a la propuesta y evaluación del único proponente: Sacyr.
  • Es necesario tener un concepto o análisis frente a si Sacyr estaría inhabilitado para contratar con la administración pública debido a la multa que recibió en España.
  • La Procuraduría, la Defensoría del Pueblo y la JEP pidieron realizar una audiencia o socialización del proyecto.
La emergencia pone en riesgo a municipios del norte de Bolívar.
Para desarrollar las obras del Canal del Dique solo se recibió una oferta por parte de Sacyr. - Foto: Cortesía para Semana

“Creo que es necesario mover el cronograma actual, y -con ello- dar lugar a una mayor explicación técnica a quienes estarán en el sector por los próximos cuatro años, quienes finalmente tendrán la responsabilidad de firmar el contrato y sacar el proyecto adelante. De esta manera, podremos presentarles y explicarles detalladamente la necesidad del proyecto, desde el punto de vista de evitar una nueva catástrofe e inundaciones”, dijo la vicepresidente de Estructuración de la ANI.

El proyecto de ‘Restauración de los Ecosistemas Degradados del Canal del Dique’ está concebido para controlar el tránsito de sedimentos del canal hacia la bahía de Cartagena y la bahía de Barbacoas, además de mitigar el riesgo de inundaciones al estar al tanto de los niveles de agua en el canal.

El proyecto construirá dos sistemas de esclusas en Calamar y Puerto Badel, compuertas en Calamar y obras de interconexión entre las ciénagas del área de influencia del brazo artificial del río Magdalena.

El proyecto es pionero en Latinoamérica y contará con una inversión por el orden de los 3,1 billones de pesos, luego de más de 50 años de estudios, debates y conversaciones sobre su viabilidad.

Aunque en la licitación de Buga-Buenaventura no se ha presentado una oposición al proyecto y su adjudicación, Diana Cardona considera necesario que, ante las preguntas y preocupación de la Contraloría frente a la oferta de Sacyr por las obras del Canal del Dique, se haga el mismo análisis y verificación de la propuesta que esta empresa presentó para el proyecto.