macroeconomía

La desconfianza sigue reinando entre los consumidores en Colombia

Las cifras revelan una ligera mejora en el mes de mayo.


El Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane) presentó este jueves, 23 de junio, los resultados de su Encuesta de Pulso Social, con la que mide, entre otras cosas, la percepción de los consumidores respecto a lo que se vendrá en materia económica para el país durante los próximos meses.

De acuerdo con el Dane, para el mes de mayo se registró una leve mejoría en la confianza de los consumidores en Colombia; sin embargo, este índice se mantiene en terreno negativo, afectado principalmente por la inflación y la incertidumbre por lo que se venga en el corto y mediano plazo, con el cambio de gobierno.

Los resultados de este pulso social dejaron ver que el 39,59 % de las personas jefes de hogar en las 23 ciudades y áreas metropolitanas afirmó en mayo de 2022 que la situación económica de su hogar era peor en comparación con la vivida 12 meses atrás, mientras que para el 38,9 % era igual.

Así mismo, para el 44,4 % de los consultados manifestó que la situación económica del hogar será igual dentro de 12 meses, mientras que apenas para el 21,4 % será mejor, mostrando que hay un escepticismo frente a una mejora en su calidad de vida y fortalecimiento del poder adquisitivo.

“En mayo de 2022, comparando la situación económica actual con la de hace un año, el 62,7 % de los y las jefes de hogar no tienen en este momento mayores posibilidades de comprar ropa, zapatos, alimentos, etc., y el 77,4 % no tiene actualmente para ahorrar alguna parte de sus ingresos”, dice el informe del Dane.

Por otra parte, en lo que respecta al poder adquisitivo, el 73,4 % dijo que tenía menores posibilidades de que alguno de los integrantes del hogar realizara compras de muebles, televisor, lavadora u otros aparatos electrónicos. Entre tanto, el 24,5 % reportó que tenía las mismas posibilidades y el 2,1 % que tenía mayores posibilidades de hacer este tipo de compras.

“A su vez, en las 23 ciudades y áreas metropolitanas, para mayo de 2022, el 87,4 % de las personas que hacen parte de la jefatura del hogar dijo que él, ella o alguno de los miembros del hogar no tendrán dinero disponible en los próximos 12 meses para salir de vacaciones. El 77,4 % de los y las jefes de hogar y sus cónyuges manifestó que no tenía posibilidades de ahorrar parte de sus ingresos y el 6,2 % dijo que no tenía ingresos”, agregó el Dane.

Así las cosas, estos resultados reflejan una pérdida de poder adquisitivo al interior de los hogares colombianos, principalmente golpeados por el aumento del costo de vida, que se encuentra en uno de sus puntos más altos en la historia, afectando principalmente el encarecimiento de productos básicos de consumo.

Evidencia de esto es que frente a la pregunta “¿cómo cree usted que se comportarán los precios en el país en los siguientes 12 meses comparados con los 12 meses anteriores?”, el 61,1 % de encuestados contestaron que aumentarán mucho y el 20,3 % dijeron que aumentarán igual. Mientras que para la pregunta “¿cómo cree que se comportará el empleo en los próximos 12 meses?”, el 34,5 % contestó que permanecerá igual, el 30,7 % dijo que disminuirá mucho y el 17,8 % que aumentará poco.

Estos resultados van de la mano con la información presentada por Fedesarrollo esta misma semana, según la cual las expectativas de inflación para fin de mes y fin de año se ubicaron en 9,56 % y 8,49 %, respectivamente. En este punto se debe resaltar que para el mes de mayo, el dato de inflación entregado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane) fue del 9,07 %, lo cual refleja que se espera que aumente otra vez.