costo de vida

La inflación en marzo vuelve a subir y se ubica en 8,53 %

Más del 50 % de esta subida estuvo apalancada en el precio de los alimentos.


El costo de vida sigue apretando a los colombianos y no cede, como se vio en marzo, cuando el indicador anual se ubicó en 8,53 %, un poco más alta que en febrero de este año, cuando ya se había trepado hasta el 8,01 %.

El precio de los alimentos siguió disparado, explicando el 52 % de la inflación registrada en el mes. El arroz, las frutas frescas, los huevos, los productos de limpieza están entre los que se destacan entre los 443 productos que son utilizados para calcular la inflación, por ser los que más impulsaron el alza.

El Dane reveló este martes las estadísticas del Índice de Precios al Consumidor (IPC), según los cuales, solo en marzo, la inflación fue del 1 %, es decir, mientras que en igual mes de 2021 la cifra había sido del 0,51 %.

Juan Daniel Oviedo, director del Dane, explicó que la jornada del Día sin IVA influyó para frenar la escalada mensual del IPC total para marzo de 2022, especialmente en las divisiones de tecnología, calzado y prendas de vestir, que estaban en las categorías que se vendieron sin el impuesto del 19 %.

La inflación de alimentos sigue siendo una de las mayores preocupaciones. El dato anual, de 12 meses hasta marzo, fue del 25,37 %, impulsado por los alimentos que se consumen en el hogar.

De manera individual, solo en el tercer mes del año, los mayores incrementos de precios se registraron en alimentos como el arroz, que tuvo una variación en el precio del 7,06 %, seguido de la papa (6,27 %) y las frutas frescas, con una inflación del 5,22 %.

Oviedo destacó que este nivel de inflación no se tenía desde hacía 68 meses, es decir, desde julio de 2016, cuando se registró el paro camionero y el país estaba afectado por el Fenómeno de El Niño.

¿Cómo le fue al corrientazo?

El servicio de comida a la mesa y autoservicio, mejor conocido como ‘corrientazo’, tuvo un incremento del 14,70 % en su variación anual, hasta marzo, lo que está en línea con el alto costo que están registrando los insumos para la gastronomía. La carne de res, por ejemplo, lleva ya una inflación acumulada del 35,90 %. El huevo subió en 31,97 % y la leche en 26,41 %.

Por el contrario, entre las subclases de productos y servicios que son parte de la medición de la inflación, se destacan el de la información y comunicación, con inflación negativa, en parte, impulsada por la competencia que supone la entrada de un nuevo operador (WOM), que termina abaratando precios al consumidor.

“Estamos viendo que hay una contracción de gastos y que divisiones como educación ya pierden relevancia, en comparación con febrero. Ya desaparecen en gran medida los efectos del paro nacional, si se compara con 2021″, dijo el director del Dane.

Por ciudades

En marzo, Medellín (1,45 %), Valledupar (1,35 %), Cúcuta (1,34 %) y Neiva (1,25 %) fueron las ciudades en las que más incrementó el costo de vida, mientras que Bogotá fue la de menor aumento, con apenas 0,76 %.

Precios al productor también se treparon

Si al productor le cuesta más producir un artículo de los que necesitan los colombianos, el precio aumentará tarde o temprano para el consumidor. Por esa razón, había preocupación por el fuerte incremento que está teniendo el Índice de Precios al Productor (IPP), que fue publicado el pasado lunes por el Dane.

La cifra anual que muestra el visible aumento de los costos de producir en Colombia fue del 32,84 %, mientras que en marzo de 2021 era del 11,25 %. De acuerdo con el informe del Dane, los precios para el que produce bienes en Colombia, solo en marzo, aumentaron en 3,79 %, impulsados por los altos costos de los insumos para el sector de la minería, que aumentaron en 13,01 %.

El segundo sector al que más le pegó en marzo la subida de precios para producir artículos fue el de la industria, que registró una variación del 1,46 % en comparación con igual mes de 2021. Entre tanto, para la rama de la agricultura, el índice aumentó en 0,91 %.

Afecta más a los pobres

Según el informe presentado por el Dane, es a los pobres a los que más afecta la inflación al alza. En los niveles socioeconómicos descritos por la entidad de las estadísticas como pobres, el indicador fue del 10,35 %. Entre los vulnerables fue del 10,46 %, mientras que la inflación anualizada para la clase media va en 8,75 % y entre los más pudientes (clase alta) el costo de vida solo subió en 6,72 %.