macroeconomía

Ocde: la pobreza en Colombia se hereda hasta por 11 generaciones

Según este organismo, más del 60 % de los trabajadores están en la informalidad, sin seguridad social.


La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) lanzó una dura advertencia a Colombia respecto a la atención de problemáticas como la pobreza, la disminución de la desigualdad y la protección social de las personas más vulnerables; y señaló que pese a los esfuerzos realizados hasta el momento, aún queda mucho por hacer.

Uno de los puntos más delicados de este informe, el primero que se da para Colombia tras su ingreso a la Ocde, tiene que ver con las familias más vulnerables del país, las cuales perdieron al menos el 30 % de sus ingresos tras la pandemia, agravando aún más su situación económica y las posibilidades de la salir de la pobreza.

Según Jens Arnold, economista principal de la Ocde para Colombia, tendrían que pasar al menos once generaciones para que una familia en el país salga de la pobreza y pueda llegar al promedio de ingresos de la clase media.

Así mismo, la Ocde señala que el país tiene uno de los niveles de pobreza, desigualdad de ingresos e informalidad del mercado laboral más grandes de América Latina. Esto es, en gran parte, como consecuencia de los elevados costos de las prestaciones sociales que actualmente deben pagar las empresas para tener un empleado formal.

En este punto señala que es necesario empezar a buscar alternativas para que cada persona tenga “un nivel básico y universal de protección social”, sin que esto dependa de su situación laboral, para que de esta manera se puedan mejorar los índices de protección social.

“Desvincular el acceso a la protección social del estatus del trabajador en el mercado laboral es el principal reto para romper la actual dualidad de ingresos y de calidad del empleo. Debería ponerse a disposición de todos los colombianos un nivel básico y universal de protección social mediante la fusión de los regímenes paralelos de transferencias monetarias, pensiones y salud, en combinación con un conjunto más amplio de prestaciones para aquellos que puedan aportar más”, dice el informe.

Faltan oportunidades en educación

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico agregó que el país debe empezar a trabajar en la generación de oportunidades educativas que sean equitativas para toda la población, en aras de mejorar la movilidad generacional y garantizar que las personas puedan salir con mayor facilidad de la pobreza.

En el informe se indica que tras haber registrado uno de los cierres de escuelas más prolongados de la región, es probable que se amplíen aún más las graves desigualdades educativas que existían antes de la pandemia, debido a que todos los jóvenes y niños no tuvieron las mismas calidades de acceso al estudio.

“En el caso de los alumnos de hogares vulnerables, las aulas virtuales apenas compensan la ausencia de clases físicas, debido a las fuertes diferencias existentes en materia de digitalización”, dijo la Ocde.

Esta organización también destaca que las tasas de abandono escolar en la educación secundaria, que suelen concentrarse en alumnos procedentes de entornos socioeconómicos desfavorecidos, han aumentado en 2020, y es probable que se sigan incrementando.

“La educación de primera infancia es clave porque es cuando se adquieren muchas de las competencias básicas que contribuyen al éxito del aprendizaje posterior, pero solo el 50 % de los niños de entre tres y cinco años tienen acceso a la educación preescolar”, dice el reporte de la Ocde.

Costo de vida y corrupción

El informe titulado ‘Estudios Económicos de la Ocde - Colombia’ también señala que la inflación ha comenzado a aumentar a pesar de la “considerable capacidad ociosa existente” y no está claro hasta qué punto estas presiones inflacionistas serán temporales.

Así mismo resalta que “la corrupción reduce la eficiencia del gasto público, genera un terreno de juego desigual y potencia las desigualdades. Colombia no cuenta con una ley específica de protección de denunciantes, a diferencia de la mayoría de los países de la Ocde”.

Pese a todo esto, esta organización resaltó que la recuperación de la economía en Colombia avanza a buen ritmo, razón por la cual hizo un llamado a las autoridades nacionales para que fortalezcan aspectos como el recaudo tributario y la generación de políticas de inclusión social en el país.