educación

Entregaron becas para estudios universitarios a cinco hijos de microempresarios vulnerables

La Fundación Microfinanzas BBVA y Bancamía apoyan a jóvenes de bajos recursos.


Tras una convocatoria nacional en la que cerca de mil microempresarios de Bancamía, entidad de la Fundación Microfinanzas BBVA, nominaron el sueño educativo de sus hijos, y como resultado fueron entregadas cinco becas para estudios universitarios de jóvenes de escasos recursos económicos.

Cada becado tendrá el pago de sus semestres y un auxilio de manutención mensual, por el tiempo que dure la carrera. Los jóvenes, además, recibieron un computador como herramienta de apoyo para sus estudios.

Las becas fueron entregadas por el presidente del Grupo BBVA, Carlos Torres Vila, en una ceremonia realizada hace unos días en Bogotá, según informó la entidad bancaria en un comunicado. Durante la ceremonia, Torres animó a los jóvenes a seguir el ejemplo de esfuerzo de sus padres, ya que “no hay mejor herencia para nuestros hijos que la educación” y señaló que es “la clave en el avance de las personas y en el desarrollo de la sociedad. Es un motor de crecimiento, una puerta a las oportunidades y una fuerza, quizá la más importante, para corregir las desigualdades”.

Para 2021, el número de postulaciones aumentó en más de 60 % con respecto al año anterior, según la fundación de la entidad bancaria. De ellos, 72 % fueron mujeres emprendedoras, 81 % se encuentra en condiciones de vulnerabilidad económica, 34 % vive en zonas rurales y 42 % tiene educación primaria.

“En BBVA estamos convencidos de que la educación es la mejor vía para construir una sociedad más equitativa e inclusiva y esta iniciativa de la Beca Transformando Realidades que adelantamos junto con Bancamía es una muestra clara de nuestro apoyo decidido por la educación de miles de niños y jóvenes en el país”, afirmó Mario Pardo Bayona, presidente ejecutivo de BBVA en Colombia.

Destacó Bayona que lo reconfortó conocer en persona a los cinco finalistas de distintas regiones del país y ganadores de las becas. “Escuchar su energía positiva, espíritu de superación y cultura del esfuerzo me llena de optimismo respecto al futuro de nuestra iniciativa y sobre todo, respecto al futuro de la juventud de este país”, acotó.

Por su parte, Miguel Ángel Charria Liévano, presidente ejecutivo de Bancamía, sostuvo que 43 % de los microempresarios que atiende Bancamía a lo sumo tienen educación primaria, y cuando hablan con ellos, una de sus grandes metas es poderles brindar educación a sus hijos.

Bancamía
De izquierda a derecha: Belkys Xiomara Correa; Sebastián Carreño Pinzón; Ángela Karina Sánchez; Carlos Torres Vila, presidente del Grupo BBVA; Luisa Fernanda Bautista y Mario Alexander Naicipa Díaz. - Foto: Cortesía Bancamía

Las historias que fueron reconocidas

Por caminos de trocha, en un transporte que podía tardar una hora, en carro, moto o caminando, Sebastián Carreño Pinzón diariamente asistía a su colegio desde la zona rural del municipio de El Carmen de Chucurí, en Santander, donde vive con su madre y su hermano menor. Residen en una pequeña finca en la que cultivan cacao, aguacate, yuca y plátano. Hoy, este hijo de la microempresaria Yamile Pinzón, viuda y madre cabeza de hogar de dos adolescentes, estudiará ingeniería agrónoma.

Junto a Sebastián, otros cuatro jóvenes ganaron la Beca Transformando Realidades BBVA y Bancamía. Es el caso de Mario Alexander Naicipa Díaz, de Bogotá, quien ocupó el segundo lugar. Mario es hijo de la microempresaria Luz Nelly Díaz Torres, una mujer de 55 años, dedicada a trabajar como maquilladora, antes en canales de televisión, ahora con sus vecinos y conocidos, vende productos de belleza y dicta algunos cursos; ella sobreviviente de cáncer, al igual que Mario, quien hoy habla de la segunda oportunidad que le ha dado la vida para cumplir su sueño de estudiar Dirección y Producción de Cine y Televisión, y así poder contar su historia para ayudar a otros niños.

El tercer lugar lo obtuvo Belkis Xiomara Correa Vega, de la ciudad de Cúcuta (Norte de Santander), donde vive con su madre, Blanca Yaneth Vega, quien es cabeza de hogar y microempresaria dedicada a la venta de hallacas, vikingos, comidas y de productos por catálogo. La joven tiene como propósito estudiar pedagogía Infantil, porque como dice: “Quiero con amor enseñar a los niños para que crezcan felices y no pasen tantas dificultades como las que me tocaron a mí en mi hogar”.

También fueron reconocidas las historias de vida y emprendimiento de Ángela Karina Sánchez Alfonso, hija del microempresario Adolfo Sánchez (52 años), dueño de un taller de soldadura, ornamentación y latonería en el municipio de Pore (Casanare), padre de seis hijos, quien cuenta emocionado que su deseo más grande es ver a su hija convertida en una profesional en pedagogía infantil.

Y Luisa Fernanda Bautista Reyes, una joven de la zona rural del municipio de Ráquira (Boyacá), quien se inclina por las ciencias de la salud. Es hija de la microempresaria Blanca Reyes, artesana desde hace 17 años, madre de cuatro hijos, uno de ellos con una condición especial, lo que motiva a esta becaria a prepararse más para contribuir en su cuidado.