vivienda

¿Cómo ahorrar la cuota inicial para comprar vivienda propia?

Tener casa propia es uno de los sueños que comparten varias familias en Colombia.


Comprar vivienda propia es uno de los sueños que tienen en común varias familias en Colombia, quienes anhelan tener seguridad sobre el lugar que habitan y alcanzar un objetivo más dentro de su proyecto de vida. Pero, además, se trata de una de las decisiones financieras más importantes por todo lo que implica para el bolsillo.

Una de las cuestiones que más preocupa a las personas antes de empezar el proceso de adquirir un inmueble es poder obtener los recursos para financiarlo, especialmente, para costear la cuota inicial de la propiedad.

De acuerdo con el blog de finanzas de BBVA, la cuota inicial corresponde a la resta del porcentaje que presta la entidad bancaria (generalmente, entre el 70 % y el 90 %) y el valor total de la vivienda. En otras palabras, señalan desde Habi, la plataforma digital para la compra y venta de vivienda, la cuota inicial usualmente equivale al 20 % o 30 % del costo total del inmueble (en caso de acceder a un crédito hipotecario) o al 15 % mediante leasing habitacional.

Así pues, por ejemplo, si la vivienda que se desea comprar vale 100.000 millones de pesos, el monto que se debe abonar como cuota inicial será entre 20.000 y 30.000 millones de pesos.

Según precisan además desde el banco BBVA, se deben tener en cuenta otros gastos que se generan durante el primer momento de la compra de vivienda, tales como los avalúos, gastos notariales, gestión de certificados y demás documentos que se soliciten para llevar a cabo el trámite.

Foto de referencia sobre compra de vivienda
v - Foto: Getty Images

¿Cómo ahorrar para la cuota inicial de una vivienda?

La principal recomendación de la referida entidad bancaria es ahorrar lo más que se pueda para abonar una cifra inicial alta y poder ajustar de forma más conveniente el crédito y sus posteriores pagos. Lo que esto significa básicamente es que, entre más cuantiosa sea ese primer aporte, menos será el dinero que deberá prestar el banco.

Ahora, para lograr conseguir los recursos necesarios para cumplir con este objetivo es fundamental tener buenos hábitos de ahorro, que permitan acumular un capital importante.

De acuerdo con el portal de Ciencuadras.com lo primero que se debe hacer para ahorrar eficazmente es establecer una lista en la que se especifiquen todos los gastos personales que se tienen. Luego, se aconseja realizar un análisis y determinar cuáles de esos rubros son necesarios y cuáles no, para identificar las oportunidades de ahorro.

Un segundo punto es ordenar las finanzas personales. Para ello, explican desde Habi, es preciso evaluar cuál es la condición económica de la persona o la familia; esto implica revisar diversos factores como la estabilidad laboral, las metas financieras a futuro y las circunstancias actuales de vivienda.

Una herramienta idónea para poder llevar registro de esta información es el presupuesto, en el que se puede indicar cuánto dinero ingresa al hogar, de qué manera se distribuyen esos recursos y a cuánto ascienden otras obligaciones pendientes.

A partir de esta revisión, es posible que se reconozca que los ingresos no son suficientes. Por tanto, desde Ciencuadras.com recomiendan buscar otra fuente para obtener recursos, como invertir, trabajar los fines de semana, ganar dinero a través de un pasatiempo (como hacer artesanías), entre otras. Inclusive se puede hacer una venta de garaje con aquellas cosas que ya no se utilizan en casa.

Otro consejo financiero es evitar las deudas adicionales. Comprar una casa propia implica una inversión importante y por esa razón es preciso evitar adquirir obligaciones que representen un gasto adicional en el presupuesto, como solicitar nuevos créditos o alcanzar el cupo de las tarjetas de crédito.

Finalmente, existen asesorías profesionales que pueden indicar el mejor camino para adquirir un inmueble y no afectar el bolsillo en el intento.

También le puede interesar...