Tendencias
Creativo Getty
El ahorro es una señal muy importante de buena salud financiera. - Foto: Getty Images/iStockphoto

inversionistas

¿Cómo ahorrar si se gana poco dinero? Expertos dan varios consejos claves

Adquirir este hábito será muy importante para enfrentar los tiempos de crisis.

Tener un dinero extra para cualquier momento de emergencia es clave para evitar un desequilibrio en las finanzas personales. No obstante, lograr esta meta es algo que se ve más fácil en el papel que en la realidad, puesto que exige organización y compromiso por parte de quienes comienzan la tarea, ya sea por medio del ahorro o la inversión.

Un primer paso fundamental en la búsqueda de esta meta es conocer con detalle el uso que se le está dando a las ganancias, familiares o personales, con el fin de detectar cualquier fuga de presupuesto que pueda afectar y acabar con esos gastos innecesarios o que pueden esperar a un futuro no tan inmediato.

Si bien ahorrar es una meta que las personas quisieran cumplir en su día a día, muchos concuerdan en que la falta de dinero es el principal obstáculo y se quedan en esta excusa cada que quieren emprender esta tarea. El punto es que, según los expertos, esto tampoco puede ser un pretexto, ya que con organización todo se puede.

Ahorrar / ahorro / alcancía
Uno de los mejores habitos de ahorro es el semanal. - Foto: Getty Images

Estos recursos que se procuran guardar mes tras mes van formando un salvavidas que puede lanzarse cuando así sea necesario, pero que también puede seguir inflándose hasta que sea lo suficientemente grande para poder navegar entre los objetivos profesionales y personales.

¿Cómo empezar?

Un primer consejo para quienes desean ahorrar y creen no contar con los recursos; es prestarle atención los gastos hormigas, es decir, todas aquellas compras que generalmente pasan desapercibida por el bajo costo que tienen. Un ejemplo de esto puede ser un café en la calle, un chicle o el desayuno ligero que se compra antes de llegar a la oficina y se podría ahorrar si se lleva desde la casa.

En relación con esta primera recomendación, también se deben minimizar las compras innecesarias. En este caso se podría aplicar parámetros como la “regla de las 72 horas” o el “ayuno financiero”; que son claves para evitar ceder ante los impulsos y caer en remordimientos más adelante, porque se usó un dinero que pudo ahorrarse.

Otra alternativa para gastar menos, en caso de que la urgencia requiera la compra de algún objeto o servicio, puede ser optar por ofertas o cupones, ya sea en físico o por internet; esta opción ayuda a restringir el gasto. Basta con estar pendiente de las promociones en los centros comerciales, redes sociales o por medio de las páginas que normalmente se visitan.

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) las personas que están buscando restringir los gastos para poder ahorrar también pueden pensar en mudarse a un lugar más económico, ya sea por arriendo o estrato, vivir en un barrio que no requiera tanto gasto, puede aliviar las finanzas del hogar y dejar un dinero extra para pensar en guardarlo.

Es muy importante destacar que las tarjetas de crédito son el principal enemigo del ahorro si no se usan adecuadamente, ya que muchas personas olvidan que son créditos de consumo con libre destinación y deben entenderse como tal. Esto quiere decir que hay que recurrir a ellos cuando no quede otra alternativa y no como una forma para vivir por encima de las expectativas, que es lo que muchas veces se termina haciendo.

De acuerdo con expertos de Business Insider España, el principal enemigo del ahorro hoy en día es el deseo y las ganas de querer tener todo aquello que genere un antojo. Ante esto, es primordial conocerse a sí mismo y trabajar para no caer en estas tentaciones innecesarias, ya que pensar en el mañana ayuda a estar listo frente a cualquier eventualidad.

Volviendo con los consejos para ahorrar cuando no se tiene mucho dinero, los expertos recomiendan revisar muy bien los electrodomésticos que hay en la casa para detectar cualquier ‘vampiro energético’, o sea, cualquier aparato que pueda estar consumiendo más energía de la necesaria. Es recomendable revisar cuáles no se usan con frecuencia y desconectarlos.

Por último, hay que rodearse de personas que conozcan de ahorro y puedan asesorar de forma positiva en la búsqueda de esta meta. El compromiso es muy importante en la lucha por alcanzar esta meta, teniendo presente que cualquier dinero que se ahorre en este momento, es una ayuda para más adelante, ya sea para salir de una emergencia, darse un gusto o invertir. No en vano, los economistas aseguran que siempre será mejor ahorrar que endeudarse.