ahorro

Fondo Nacional del Ahorro: ¿quiénes pueden ahorrar allí y cómo hacerlo?

Gestionar adecuadamente las finanzas personales es clave para tener tranquilidad económica en el futuro.


A veces se suele creer erróneamente que gestionar las finanzas personales es pagar las cuotas de las deudas, las obligaciones del hogar y ahorrar de vez en cuando. Sin embargo, va más allá de eso, se trata de tener casi que un plan de cara al futuro, con ánimo de gozar de libertad financiera en los años venideros.

Para ello es clave que el ahorro no sea el último punto en la lista a la hora de repartir los ingresos del mes, sino que se forme un hábito. El ahorro desempeña un doble rol para el bolsillo; por una parte, se consolida como un salvavidas en caso de emergencias y, por otra, permite reunir los recursos suficientes para costear los planes que son parte del proyecto de vida.

En ese sentido, existen múltiples opciones, trucos, aplicaciones y plataformas que facilitan el ahorro y que pueden ser de gran ayuda para cultivar esta buena práctica. El Fondo Nacional de Ahorro, precisamente, es una de las alternativas que utilizan los colombianos.

Ahorro vacaciones
Existen múltiples opciones, trucos, aplicaciones y plataformas que facilitan el ahorro y que pueden ser de gran ayuda para cultivar esta buena práctica. - Foto: Getty Images

¿Quiénes pueden ahorrar en el Fondo Nacional del Ahorro?

Esta entidad está consolidada como una empresa del Estado colombiano, por lo que todos los ciudadanos nacionales de este país que hayan cumplido la mayoría de edad, pueden entrar al FNA y acceder a sus servicios, entre ellos el Ahorro Voluntario.

Dicho grupo incluye, según precisan desde FNA, a los trabajadores independientes y dependientes, a los docentes, a los colombianos en territorio extranjero, a los pensionados, a los militares y policías.

¿Cómo funciona el ahorro voluntario en el FNA?

Hay que aclarar que en el FNA hay afiliados que le encargan a la entidad la gestión de las cesantías, una prestación social que pagan los empleadores como parte de los beneficios del contrato laboral.

No obstante, también dispone de otro servicio que es el Ahorro Voluntario, muy similar a tener una cuenta de ahorros bancaria, con la diferencia de que en este caso se establece una meta de ahorro y un límite de tiempo en el que se debe cumplir con dicho monto, para lo cual se define una cuota mensual.

Este producto funciona por medio de un contrato, en el que se estipulan las condiciones particulares del ahorro. Básicamente, este vínculo contractual lo que formaliza es el compromiso de aportar la respectiva cantidad cada mes.

¿Cuáles son los beneficios de este ahorro?

Una de las principales ventajas que ofrece este vehículo financiero es que los afiliados no tienen que pagar ningún valor por concepto de ‘administración del ahorro’. Igualmente, los ahorradores cuentan con retiros gratuitos. Los afiliados también gozan de beneficios tributarios.

El dinero ahorrado genera rendimientos cada tres meses, es decir, trimestral. Estos se suman a los recursos guardados y según las tasas de interés determinadas con base en el dato de inflación del Banco de la República.

Para afiliarse solo se requiere la fotocopia de la cédula de ciudadanía y diligenciar el respectivo formulario de afiliación, el cual se puede solicitar en las oficinas físicas, en cualquier Punto de Atención del FNA, y a través de la página web de la entidad.

El plazo del ahorro se puede establecer al momento de realizar el contrato, de acuerdo con las condiciones financieras del interesado.

Al momento de empezar ahorrar es importante tener en cuenta algunas recomendaciones de los gurús en finanzas personales:

  • Establecer un objetivo de ahorro.
  • Definir el valor del ahorro y ponerlo en el presupuesto mensual.
  • Identificar las técnicas de ahorro que faciliten cumplir con la cuota mensual; algunos pueden optar por cortar algunos gastos innecesarios.
  • Abonar a las deudas, para mantener un balance en las finanzas personales.