vivienda

Subsidio de vivienda VIS: ¿cómo postularse al beneficio en 2022?

Con el aumento del salario mínimo, también aumentó el valor del subsidio entregado por el Gobierno nacional para la compra de vivienda nueva en Colombia.


El año 2022 viene con nuevas noticias para todas aquellas personas que quieran convertirse en propietarios de vivienda en Colombia. De acuerdo con el Ministerio de Vivienda, el aumento del 10,07 % del salario mínimo, el cual dejó este rubro en un millón de pesos, hizo que otros ítems, como los subsidios de vivienda, también aumentaran para este año.

De esta manera, los colombianos que deseen hacerse con una Vivienda de Interés Social (VIS) podrán recibir una ayuda económica de hasta 50 salarios mínimos mensuales legales vigentes (SMMLV), es decir, un total de 50 millones de pesos para poder hacerse con una propiedad.

“Como era de esperarse, el significativo aumento en el salario mínimo impactó positivamente los montos que el Gobierno nacional les garantiza a las familias colombianas para que se conviertan en propietarios en 2022, facilitando así la adquisición de su vivienda nueva propia”, explicó el ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio, Jonathan Malagón.

No obstante, el beneficio de los 50 millones de pesos irá solo para las personas que mensualmente facturen menos de dos salarios mínimos, es decir, menos de dos millones de pesos, sin incluir el subsidio de transporte. Para los colombianos cuyos ingresos cada mes superen los dos SMMLV, la ayuda límite será de 20 millones de pesos para una propiedad VIS.

De acuerdo con el Ministerio de Vivienda, para que una persona pueda adquirir una vivienda VIS en “las ciudades principales y aglomeraciones urbanas con más de un millón de habitantes”, el valor de la propiedad no deberá superar los 150 SMMLV, es decir los 150 millones de pesos.

“En el resto de las ciudades la vivienda de interés social es de hasta 135 SMMLV”, añade esta cartera del Gobierno nacional.

¿Cómo alcanzar un subsidio por 50 millones de pesos?

Como se explicó anteriormente, para que una persona pueda recibir la ayuda de 50 SMMLV la misma no deberá facturar más de dos millones de pesos al mes, pero además deberá contar también con una afiliación a una caja de compensación ya que será necesario obtener un subsidio concurrente para llegar a esa cifra.

El subsidio concurrente, según información del Fondo Nacional del Ahorro (FNA), es “una alternativa que les permite a las familias que van a comprar vivienda, unir el subsidio de las cajas de compensación y el de Mi Casa Ya (subsidio del Gobierno nacional)”.

Es decir, este subsidio no es más que la suma de las ayudas económicas que otorgan la caja de compensación y el Estado, pero que, en vez de obligar al beneficiario a pedir cada subsidio por aparte, hace que sean las entidades las encargadas de realizar este trámite.

Así, el FNA indica que lo único que hay que hacer para ser beneficiario del subsidio concurrente es:

  1. Solicitar el subsidio que da la caja de compensación a la cual está afiliado el usuario.
  2. Esta organización será la encargada de solicitar ante el Gobierno nacional la habilitación de lo que se conoce como “concurrencia de subsidios”.
  3. Al recibir la aprobación, el ciudadano solo deberá acercarse al FNA, con la información detallada del inmueble VIS que desea adquirir, para que esta entidad no solo oficialice el desembolso del subsidio concurrente, sino que además pueda legalizar el resto del crédito de Mi Casa Ya con el que se financiará el apartamento.

Cabe recordar que las personas que resultan beneficiarias de este subsidio concurrente, es decir que registran ganancias menores a los dos millones de pesos mensuales, “también contarán con una cobertura mensual a la tasa de interés de hasta cinco puntos porcentuales por los primeros siete años de su crédito hipotecario”, según detalló el ministro Malagón.