subsidios

Subsidio de vivienda VIS y No VIS 2022: cómo acceder al beneficio y requisitos

Existen varias ventajas para que los colombianos adquieran vivienda propia.


El Ministerio de Vivienda anunció a comienzos de 2022 que el incremento del 10,07 % del salario mínimo, el cual dejó este rubro en un millón de pesos, hizo que otros ítems, como los subsidios de vivienda, también aumentaran para este año.

Es por esto que los colombianos que deseen obtener una Vivienda de Interés Social (VIS) podrán recibir una ayuda económica de hasta 50 salarios mínimos mensuales legales vigentes (SMMLV), es decir, un total de 50 millones de pesos para poder ser dueños de una propiedad.

Sin embargo, dicho beneficio de los 50 millones de pesos aplicará únicamente para las personas que mensualmente facturen menos de dos salarios mínimos, es decir, menos de dos millones de pesos, sin incluir el subsidio de transporte. Para los colombianos cuyos ingresos cada mes superen los dos SMMLV, la ayuda límite será de 20 millones de pesos para una propiedad VIS.

De acuerdo con el Ministerio de Vivienda, para que una persona pueda adquirir una vivienda VIS en “las ciudades principales y aglomeraciones urbanas con más de un millón de habitantes”, el valor de la propiedad no deberá superar los 150 SMMLV, es decir, los 150 millones de pesos.

“En el resto de las ciudades la vivienda de interés social es de hasta 135 SMMLV”, añade esta cartera del Gobierno nacional.

Así mismo, el postulante deberá contar también con una afiliación a una caja de compensación, ya que será necesario obtener un subsidio concurrente para llegar a esa cifra.

El subsidio concurrente, según información del Fondo Nacional del Ahorro (FNA), es “una alternativa que les permite a las familias que van a comprar vivienda, unir el subsidio de las cajas de compensación y el de Mi Casa Ya (subsidio del Gobierno nacional)”.

Es decir, este subsidio no es más que la suma de las ayudas económicas que otorgan la caja de compensación y el Estado, pero que, en vez de obligar al beneficiario a pedir cada subsidio por aparte, hace que sean las entidades las encargadas de realizar este trámite.

Así, el FNA indica que lo único que hay que hacer para ser beneficiario del subsidio concurrente es:

  • Solicitar el subsidio que da la caja de compensación a la cual está afiliado el usuario.
  • Esta organización será la encargada de solicitar ante el Gobierno nacional la habilitación de lo que se conoce como “concurrencia de subsidios”.
  • Al recibir la aprobación, el ciudadano solo deberá acercarse al FNA, con la información detallada del inmueble VIS que desea adquirir, para que esta entidad no solo oficialice el desembolso del subsidio concurrente, sino que además pueda legalizar el resto del crédito de Mi Casa Ya con el que se financiará el apartamento.

De otra parte, está el subsidio de vivienda no VIS, que fue creado por el Gobierno por medio del Decreto 1233 del 14 de septiembre de 2020, con el fin de brindar nuevas posibilidades para garantizar la cobertura del Fondo de Reserva para la Estabilización de la cartera hipotecaria.

Este beneficio busca reducir el déficit de vivienda presentado en el país por la poca posibilidad de acceso a una vivienda y se entrega como un alivio económico en las cuotas mensuales a las personas que deseen adquirir una vivienda nueva cuyo valor sea superior al establecido para la Vivienda de Interés Social (VIS).

En cuanto a la vivienda de segmento medio, o no VIS, cuyo precio es de hasta 500 SMMLV, los hogares colombianos recibirán 500.000 pesos mensuales para el pago del crédito hipotecario durante los primeros siete años.

El ajuste también aplica para el nuevo subsidio del Gobierno nacional Ecobertura, es decir, el subsidio para las viviendas no VIS sostenibles certificadas, que alcanza los 52 SMMLV o 52 millones de pesos, una cobertura que representa 619.000 pesos mensuales por los primeros siete años.

Requisitos para solicitar el subsidio de vivienda no VIS

Quienes deseen acceder a este beneficio deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Elegir un proyecto de vivienda nueva y apartar el inmueble (preventa, construcción o que estando terminada no haya sido habitada).
  • Presentar la solicitud de crédito de vivienda o leasing habitacional ante una entidad financiera, para esto es recomendable visitar varios bancos y comparar los beneficios que cada uno ofrece.
  • Diligenciar como anexo al crédito un formulario de solicitud de subsidio no VIS. Es importante señalar que las personas que ya hayan sido beneficiarias de algún subsidio de vivienda no tendrán derecho a este beneficio.
  • Una vez aprobado el crédito se debe pedir el estudio de títulos del predio, con el fin de que el banco analice de forma definitiva si la vivienda cumple con todos los requisitos necesarios.

A este beneficio pueden aplicar: