gente

Aida Victoria Merlano soltó confesiones íntimas, ¿de qué se trata?

La creadora de contenido utilizó las redes sociales para hablar de sus preferencias en la intimidad.


Aida Victoria Merlano ha sido centro de comentarios y críticas en redes sociales, debido a las temáticas que suele manejar en los contenidos de sus cuentas personales y oficiales.

La joven, hija de la excongresista Aida Merlano, ha llamado la atención por estar involucrada en distintas polémicas con otros creadores de contenido, como Yeferson Cossio.

La barranquillera no ha tenido problema para hablar sin filtro sobre distintos temas sociales y personales, al punto en que termina revelando confidencias y detalles de su vida privada. Para esto, suele realizar dinámicas para interactuar con sus seguidores en redes sociales y así romper la barrera de la formalidad.

Recientemente, la influencer colombiana utilizó su cuenta de Instagram para llevar a cabo una picante dinámica en la que abrió la puerta para que los curiosos le preguntaran lo que desearan sobre aspectos íntimos. En esta actividad quiso que las mujeres ubicaran en la casilla de interrogantes las cosas que menos les gustaban, o que odiaban de los hombres, y ella daría su postura.

Al iniciar esta actividad, una persona expresó que le incomodaba y molestaba mucho cuando los hombres escupían al momento de tener relaciones sexuales. Ante estas palabras, Merlano se mostró en desacuerdo y afirmó que esta postura no iba de la mano con ella, ya que disfrutaba mucho que sus parejas la agarraran del cuello y la escupieran.

“Discrepo un poco de tu opinión, discrepo un poco de tu opinión, pero a mí me gusta que me agarren del cuello y pum”, dijo la también modelo, mientras se disculpaba con su familia por tener que escuchar estas confesiones tan privadas.

No obstante, otra mujer aseguró que no le gustaba que los hombres no la maltrataran en la cama, ya que disfrutaba mucho de ese toque rudo por parte de los hombres. Aida Victoria no dudó en estar de acuerdo con la afirmación, enfatizando en que le emocionaba cuando la trataban fuerte.

“Ay, pero es que así es que es, claro, porque se ponen dizque: ‘mi princesa hermosa, mi amor lindo… dame trompadas, dame trompadas, dame trompadas, maltrátame, escúpeme”, dijo la joven con su particular tono.

Seguido a esto, otro comentario afirmaba que no le gustaba que los hombres hicieran sonidos o gimieran durante el encuentro sexual. La creadora de contenido discrepó nuevamente e indicó que sí le encantaba que esto ocurriera para saber que estaba disfrutando.

“Que no hagan sonidos, o sea que gimen, ay no fo, ¡quítate!”, escribió la mujer, a lo que Merlano respondió: “Discrepo de tu opinión, discrepamos de tu opinión. A mí me encanta, siento que lo está disfrutando… déjalo ser”.

Una de las confesiones que salieron a la luz fue el desacuerdo que tenía Aida Victoria, quien intimidó a Jhonny Rivera meses atrás al grabar un video bailando, por los hombres considerados “toros muertos egoístas”, los cuales solo pensaban en su placer y no en el de la mujer.

“Esto lo resume todo, es real, hay hombres que solo están pensando en su placer, en su placer. ¿Y yo, gordo? Mucho gusto, Aida Victoria, a la que te estás comiendo”, señaló la celebridad de redes sociales con cara de indignación.

Por último, una mujer aprovechó el espacio para afirmar que le incomodaba bastante que algunas parejas intentaran tocar y acceder a zonas de su cuerpo que no le gustaba que le tocaran. Ante estas palabras de “ira”, la influencer quiso contar su experiencia y asegurar que, aunque en el pasado le molestaba, actualmente ya lo disfruta.

“Si uno se relaja, se siente rico, mientras estén estimulando otras partes al tiempo”, agregó Merlano, enfatizando en que los hombres debían avisar cuando iban a tocar alguna zona.

La creadora de contenido finalizó la actividad con dos confesiones que se enfocaban en aquellas personas que preguntaban a sus parejas “si les había gustado el polvo”. La barranquillera aseguró que discrepaba de esto, pues siempre ha sido muy auditiva y sentía que era importante hacer una retroalimentación del encuentro.