gente

Daniella Álvarez se sinceró y habló sobre una herida que se abrió en su pie

La modelo recalcó que había viajado hasta Barranquilla para comenzar un tratamiento.


Hace un poco más de un mes, la exreina de belleza Daniella Álvarez estaba informando a sus seguidores que la herida que había sufrido en su pie ya había sanado, por lo que volvía a andar en muletas y con su prótesis; sin embargo, este 23 de junio la modelo recalcó que le tocó retomar la silla de ruedas.

A través de las historias de su Instagram, Álvarez afirmó que a pesar de haberse cuidado sus heridas por dos meses, esta se habría vuelto a abrir, por lo que ahora debía volver a esperar a que sanara, para así continuar con vida rutinaria.

Es de recodar que, desde inicios de año, la modelo sufrió una úlcera de presión en su pie, lo que le impidió volver a caminar con su prótesis; sin embargo, hace un mes informó que ya había sanado, lastimosamente, esta misma fue la que se reabrió.

Quiero contarles que se me volvió abrir un poco mi llaga en el pie, entonces... Miren esto”, comenzó afirmando la exreina de belleza, mientras subía su pie y lo ponía frente a la cámara, mostrando a sus seguidores la herida abierta.

“Que estrés... Pero bueno, me vine para Barranquilla y me van a hacer un tratamiento bomba para cicatrizar rápido, empezando por la cámara hiperbárica que es un shot impresionante de oxígeno al 100 % y eso me va a ayudar a mejorar mis tejidos, igual que los sueros que me van a poner”, agregó Álvarez a sus seguidores, actualizándolos sobre el tratamiento que iba a recibir para poder sanar su pie.

La exreina agregó que iba a seguir contando sobre su progreso en redes sociales, el avance de su tratamiento y seguramente, el día en que pueda volver a utilizar su prótesis.

La última vez que Álvarez dejó la silla de ruedas contó sobre su experiencia en ella recalcando que: “En mi silla de ruedas, que me salvó la vida en estos dos meses, es supercómodo porque uno va sentado, va más rápido que con la prótesis. Caminar con cinco kilitos de más llega un punto en el que el muñón se cansa, como si se fatigara, como cuando vamos al gimnasio, por lo que uno va más lento”.

Y continuó: “Pero, aunque vayamos más rápido es más grande, entonces cuando vamos en el carro necesitamos la ayuda de alguien que nos ayude a montar esa silla de ruedas, a bajar la silla de ruedas. En cambio con la prótesis soy enteramente yo, me subo más rápido al carro, necesito menos ayuda, en espacios pequeños me muevo mejor... Con la prótesis subo las escaleras fácil, bajo las escaleras fácil... Cada una, la prótesis y la silla, son elementos demasiado fundamentales para mi vida”.

Mientras la exreina de belleza contaba su experiencia, mostraba su prótesis y la silla de ruedas que estuvo usando, y aprovechó para enviar uno de los sentidos mensajes que acostumbra, recalcándoles a sus seguidores que debían sentirse “afortunados” de poder correr o hacer las actividades cotidianas con sus dos extremidades.

Y, por otro lado, también insistió en lo mucho que admiraba a las personas que, como ella, tenían que utilizar las prótesis o las sillas de ruedas. “Porque a pesar de que pueda ser difícil, que es un poco duro, igual seguimos sonriéndole a la vida y con ganas de conquistar los sueños a pesar de la dificultad”, concluyó.