Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/13/2001 12:00:00 AM

Descarga revolucionaria

La aparición del disco ‘Cachaíto’ marca un paso adelante en la concepción de la música cubana. Su artífice, el bajista de 68 años, conversó con SEMANA.

Descarga revolucionaria Descarga revolucionaria
Tal vez el primero que advirtió los múltiples talentos de Orlando ‘Cachaíto’ López fue el director invitado de la Sinfónica Nacional de Cuba, en 1960. Al terminar un ensayo despachó a los músicos y se fue a su hotel a ver televisión. Allí pudo observar al mismo contrabajista que una hora antes tenía en frente tocando un repertorio sinfónico, sólo que ahora era integrante de la orquesta de salsa Riverside. A la mañana siguiente el maestro, asombrado, le preguntó cómo podía tocar dos estilos tan diferentes.

‘Cachaíto’ le contestó sin misterio: “Siempre lo he hecho”.

Acaso esa naturalidad con la cual el bajista cubano pasa por encima de los géneros sea la que lo llevó al tratamiento ecléctico de su más reciente disco. Titulado simplemente Cachaíto, el álbum aprovecha las bases rítmicas de la música cubana para aventurarse con el jazz, el viejo rock’n roll, e incluso los nuevos ritmos electrónicos por vía de un discjockey francés invitado a la grabación.

‘Cachaíto’ proviene de una familia de músicos que han centrado su interés en el contrabajo. Su padre, Orestes, y su tío, Israel (el ‘Cachao’ mayor), también dieron mucho de qué hablar en los tiempos del mambo. Ahora el turno es para éste, el único músico que ha participado en todas las grabaciones de la serie Buena Vista Social Club. ‘Cachaíto’ conversó con SEMANA acerca de su nuevo disco y sus proyecciones musicales al cumplir 68 años.

SEMANA: Comparado con los otros álbumes de la serie Buena Vista Social Club el suyo es el menos tradicional. ¿Se considera más arriesgado que sus compañeros?

Cachaito Lopez: Lo que pasa es que la gente se siente más cómoda con lo viejo, pero uno no puede quedarse ahí. Con el productor del disco, Nick Gold, decidimos que queríamos romper definitivamente con ese sonido viejo. Recuerde usted que los ‘Cachao’ siempre hemos sido revolucionarios.

SEMANA: ¿Entonces recurrió a las nuevas técnicas de grabación, como esas remezclas y efectos de sonido pregrabados?

c.l.: No. El disco se hizo prácticamente en vivo, en los estudios Egrem de La Habana. Incluso el discjockey estaba presente y las mezclas las hizo ahí mismo. No hay cortes. Lo único que ha sucedido es que hemos traído al siglo XXI la descarga de los años 50 pero la esencia se mantiene.

SEMANA: Llama mucho la atención escuchar el bajo en primer plano, lo cual no es usual para un instrumento que casi siempre se limita a acompañar.

c.l.: Nos demoramos un año planeando la grabación y pensando cómo íbamos a lograr el nuevo sonido. En ese tiempo surgieron todas las ideas, como la de colocar el contrabajo y las congas en primer plano, que es lo contrario de lo que suele hacerse. Pero lo más notable es que a la hora de grabar todos los músicos estábamos en la misma frecuencia y nos transmitimos el pensamiento. Por eso el disco suena bien.

SEMANA: La presencia de músicos de jazz, como el trompetista Hugh Masekela, da para preguntarle: ¿qué relación encontró entre las descargas cubanas y el jazz?

c.l.: Descubrí que son lo mismo. Nosotros improvisamos a la manera cubana, o sea que ‘descargamos’. Los músicos extranjeros no hablan de descarga sino de jazz, pero lo importante es que, en el fondo, se trata de una misma expresión de libertad. Algunas personas han dicho que nosotros nos inventamos una nueva música, pero no: es simplemente buscar la libertad, pensar que todo cabe.

SEMANA: Finalmente, ¿por qué en su familia escogen siempre el contrabajo? Con todo respeto, pero es un instrumento enorme, pesado...

c.l.: Sí, a mí de chico el instrumento me daba miedo. Pero, fíjese usted, hoy le tengo un tremendo cariño.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com