Tendencias
@vagoilustrado
El vocalista de Foo Fighters, David Grohl, se dejó ver bastante conmovido en el concierto en memoria de Taylor Hawkins. Foto: tomada video de Twitter @vagoilustrado - Foto: @vagoilustrado

gente

El llanto de Dave Grohl al recordar a Taylor Hawkins, fallecido baterista de Foo Fighters

En el escenario estuvieron varios artistas, como Paul McCartney, Liam Gallagher, entre otros.

El pasado sábado 3 de septiembre se llevó a cabo un emotivo evento en el que varios músicos se reunieron para recordar y conmemorar al baterista de los Foo Fighters, Taylor Hawkins, quien murió el pasado 25 de marzo en un hotel en Bogotá, durante su gira por Sudamérica.

El concierto estuvo liderado por la banda y se unieron al escenario reconocidos personajes de la industria, incluso el hijo de Hawkins, Shane, tocó la batería en algunas de las canciones, sin embargo, brilló por su interpretación en la canción My Hero.

A la legendaria agrupación se unieron Liam Gallagher, Paul McCartney, Mark Ronson, los miembros de Queen Brian May y Roger Taylor, y el cómico Dave Chappelle. También, Sir Elton John también ofreció un mensaje de video pregrabado que se reprodujo durante el espectáculo.

El concierto fue tan emotivo para todos que varios no se aguantaron las lágrimas, incluyendo al reconocido cantante, David Grohl, quien fue muy amigo de Hawkins. En varios temas el cantante no guardó el sentimiento y dejó verse bastante dolido por la pérdida de su amigo.

Uno de los videos que se tomó las redes sociales mientras se realizaba el concierto fue cuando interpretaron la canción imes like this, en que Grohl tuvo que detenerse un buen tiempo, pues no encontraba la fuerza para dejar salir su voz y continuar cantando la canción.

El momento se volvió tan emotivo que los fanáticos que acompañaron a la banda en el recinto no dejaron de aplaudir al vocalista y demostraron todo su apoyo a la banda.

Este es uno de los dos conciertos en memoria del músico. El siguiente está programado para el 27 de septiembre en The Kia Forum, de Inglewood, California.

La muerte de Hawkins

El pasado 25 de marzo, cuando miles de personas esperaban ansiosas la presentación de la ya considerada mítica banda de rock norteamericana Foo Fighters, llegó una noticia que enlutó no solo a los asistentes, sino al mundo de la música. Oliver Taylor Hawkins, el baterista de la banda, fue encontrado muerto en un hotel en el norte de Bogotá. Anoche se desplazó hasta el hotel un equipo especializado de la Policía Judicial acompañado de un equipo científico de forenses de Medicina Legal para realizar el levantamiento del cuerpo.

Fuentes le dijeron a SEMANA que, al parecer, a pocas horas de su presentación no se sabía nada de Oliver Taylor Hawkins, motivo por el cual tuvieron que empezar a buscarlo, mientras que los miembros de la banda se preparaban para salir rumbo al festival. Tocaron insistentemente la puerta de su habitación, y sin obtener respuesta, tuvieron que ingresar. Allí encontraron el cuerpo inconsciente en el piso. De inmediato, personal de seguridad dio aviso y en cuestión de minutos llegaron médicos que intentaron reanimarlo, pero desafortunadamente el artista no reaccionó y se dio la fatídica noticia.

El cuerpo sin vida del músico fue encontrado sobre las 5:30 de la tarde. Oliver Taylor Hawkins había logrado posicionarse como uno de los más virtuosos bateristas de la escena de rock.

Hawkins, de 50 años de edad, ingresó a Foo Fighters en 1997. Años después formó su propia agrupación llamada Taylor Hawkins and the Coattail Riders, en donde tuvo la oportunidad de cantar y también tocar la batería.

Entre sus logros estuvo ser votado como el Mejor Baterista de Rock por la revista británica de baterías Rhythm en 2005. Asimismo tiene registros como uno de los bateristas más ricos del mundo.