Home

Gente

Artículo

La princesa Diana y el cantante Diomedes Díaz usando trajes plateados. Fotos: Twitter @Darlingsauria.
La princesa Diana y el cantante Diomedes Díaz usando trajes plateados. Fotos: Twitter @Darlingsauria. - Foto: Fotos: Twitter @Darlingsauria.

gente

Los momentos en que Lady Di y Diomedes Díaz se “vistieron igual”, según una usuaria de Twitter

El hilo de una tuitera comparando los atuendos de las dos personalidades ya es viral.

Si hay algo que se le puede rescatar a las redes sociales es la creatividad de sus usuarios, quienes no escatiman en tiempo ni recursos para reaccionar a las coyunturas que envuelven al mundo, sin importar si son de hechos relevantes o simples banalidades, pero todas con un simple objetivo: hacer reír.

Esta vez, en el marco del estreno de la quinta temporada de la serie The Crown, una usuaria decidió rememorar los looks más icónicos de la princesa Diana de Gales, quien hizo parte de la familia real británica y también es retratada de forma magistral por la actriz Elizabeth Debicki en la producción que de Netflix.

Pero dicha tuitera, que se hace llamar “Darling Di”, no solo recordó algunos de los atuendos más legendarios de la fallecida princesa, fue más allá y los comparó con atuendos similares que usó el mismísimo Diomedes Díaz.

Entre lo absurdo que puede parecer la comparación y lo totalmente descabellado que podría salir, dicha tuitera, con un ojo clínico magistral, logró encontrar los conjuntos exactos para poner a las dos luminarias al mismo nivel de estilo, cada uno dentro de su contexto y su tiempo, pero al fin y al cabo se parecen.

Primero la tuitera empieza con looks al estilo “marinero” con camisas a rayas verticales azules y blancas, que Lady Di combina con un sombrero a juego y unos rubíes gigantescos en sus oídos, mientras que el vallenatero lo “engalla” con una cadena de oro, muy característica de lo que fue su ajuar.

Luego vienen dos atuendos amarillos, siendo más mostaza el de la princesa y más pálido el del cantante, que los dos mostraron mientras disfrutaban de platos de comida, ella en un bufet y él algún evento, con un tenedor con plátano en una mano y el salero en la otra… Practicidad ante todo.

Después vienen dos atuendos donde el plateado es el rey, dándole más brillo a las luminarias del que cada uno tuvo en su vertiginosa vida. Diana aparece ataviada en un Versace plisado cruzado con mangas largas y hombreras, mientras que Diomedes luce muy sensual con una camisa con encaje, transparencia y flecos con lentejuelas.

A partir de ese momento hay looks en rojo, diferentes tonos de azul y en blanco, que los artistas lucieron en lugares como Barranquilla (Diomedes) y Egipto (Diana), otros que hacen referencia a las banderas de Estados Unidos y el Reino Unido, dos verdes acompañados con insignias reales en el caso de la princesa y símbolos religiosos como la virgen del Carmen en el caso del vallenatero, y muchos más.

Este despliegue de conocimiento y agilidad tiene a todo Twitter hablando de la similitud y lo increíble que es que dos estrellas tan lejanas, que ya no nos acompañan, puedan ser comparadas de una forma tan trivial y tan bien lograda.

Incluso la misma tuitera pidió ayuda con el gran “vestido de la venganza”, el atuendo negro hecho por la modista griega Christina Stambolian que usó Diana en 1994 justo después de anunciar su divorció con el principe de Gales, hoy el rey Carlos III, en un evento de la revista Vanity Fair.

La tuitera no logró encontrar el “match” perfecto de ese vestido con ninguno de Diomedes y por eso le pidió a sus seguidores que le ayudaran con dicha comparación, que por supuesto puso a todos a buscar cómo completar el hilo del año.

Por el momento las imágenes de Diana y Diomedes ya le dan la vuelta al país en todas las redes sociales, no solo en Twitter, y de ahí solo se puede rescatar el gran talento y el humor con el que se puede abordar el estreno de la serie, que ya está al aire y tiene a todos los fanáticos extasiados y asustados, pues en esta entrega las intrigas, el drama y la tragedia de los Windsor están elevadas a un nivel exponencial.