gente

Piden renuncia de profesora por ser demasiado sexy

Los padres de familia cuestionan si el aspecto físico puede interferir en la concentración de los niños.


Un creciente debate a través de las redes sociales ha despertado el caso de una profesora de arte en una escuela de Estados Unidos, quien ha sido objeto de múltiples señalamientos por parte de un grupo de padres de familia, quienes cuestionan la idoneidad de la educadora para impartir clases a sus hijos, tomando como argumento que la docente es ‘demasiado sexy’, y añadiendo que ello podría representar un problema para sus menores, en tanto que las pronunciadas curvas de la mujer podrían servir de distracción para los niños, impidiendo concentrarse cabalmente en su clase.

El caso en cuestión ha sido retomado por varios medios internacionales y ocurre actualmente en la ciudad de Nueva Jersey, en Estados Unidos, donde se ha conocido que varios de los acudientes de los menores a quienes ella dicta clase de arte han solicitado que la mujer sea suspendida.

Como una de las reacciones a favor de la maestra, algunos internautas que confiesan distraerse con la figura de la profesora han señalado que la razón real por la que están protestando los padres no se refiere al problema de concentración de los niños, sino, por el contrario, en lo que ha traducido para los padres de familia, acusando que son ellos los que ‘no lograrían concentrarse durante las reuniones de padres’.

Sobre el particular, incluso, dicen que quienes están en desacuerdo con la profesora son las madres de familia, tomando el tema como broma, al afirmar que las mujeres de la casa han prohibido a sus parejas acudir a las reuniones de padres.

Aunque la mujer no revela su identidad o nombre a través de las redes sociales, allí puede ser ubicada bajo el seudónimo de “toyboxdollz”, donde se evidencia que, además de su rol como maestra, ella también desarrolla de forma autónoma su trabajo como artista, exhibiendo allí algunas de sus obras de arte, las cuales expone para la venta.

Si bien la mujer ha admitido a medios internacionales que quizá su figura puede resultar un aspecto distractor para algunas personas, tiene la certeza de que no lo es para sus estudiantes, en tanto ella se cuida de que el aspecto físico se preste para eso.

En ese sentido, la profesora dice que a su labor como maestra siempre acude con atuendos acorde a su rol de docente, evitando el uso de prendas provocativas o escotes.

La docente también se defiende al referirse que ella imparte clases en grados inferiores; es decir, en grupos de estudiantes de edades menores, como preescolar, siendo sus alumnos en promedio niños de 5 años, los cuales seguramente no ‘fantasean’ con su maestra.

Pese a que la docente se ha cuidado de no exponer su identidad a través de las redes sociales, evitando usar su nombre para identificarse en la web, varios de los padres de familia la han localizado, y a través de los comentarios de sus publicaciones han sentado su voz de protesta frente a la posibilidad de que siga impartiendo clases a niños, mensajes que también se confunden con las de quienes acuden a sus redes sociales para exaltar sus dotes como artista y, en otras ocasiones, su apariencia física.

Aunque la maestra afirma ir ‘bien vestida’ a dictar clase, a través de sus redes sociales, siendo un espacio particular y personal, sí se da permiso de lucir otro tipo de atuendos en los que sus curvas quedan aún en mayor evidencia.

Algunos de los comentarios con los que es atacada la mujer, y que han sido retomados por medios internacionales en el marco de la construcción noticiosa de su historia, la cuestionan afirmando que “eres una maestra de arte que solo muestra su trasero a los niños”, comentarios que son complementados por frases como “esto es ridículo, todos saben que nadie toma en serio su arte ni sus clases”.

Además de estas aseveraciones, algunos otros han tomado con humor la situación, y han expresado comentarios como las mamás de tus alumnos no dejan que sus esposos vayan a tus reuniones”.

Dentro de su rol como artista, la maestra también ha incursionado en proyectos de NFT, ofreciendo sus piezas de arte a través de las plataformas web y las redes sociales.

A través de sus redes sociales también se puede observar el evidente contraste advertido por la mujer, sobre su forma de vestir dentro y fuera de la escuela.