realeza

Wallis Simpson: la mujer que desafió a la monarquía británica antes que Meghan Markle

Sale en español el libro “La duquesa de Windsor”, que relata la historia de la otra mujer que puso a temblar a la familia real.


Es un momento convulso para la familia real británica. El reciente fallecimiento del Duque de Edimburgo a los 99 años, y el distanciamiento del príncipe Harry con sus familiares tras su polémica entrevista con Meghan Markle a Oprah Winfrey, han dejado las relaciones frías entre algunos de sus miembros. Eso se ha evidenciado en el último adiós al marido de la reina Isabel II, especialmente cuando Harry marcó distancia con su hermano, el príncipe William y su padre Carlos. En ese contexto se publica la historia de Wallis Simpson, la mujer que desafió a la monarquía británica antes que la duquesa de Sussex.

“La duquesa de Windsor”, de Diana Mitford, nos descubre la vida de Wallis Simpson y su cuestionada relación con el duque Eduardo VIII, tío de la reina Isabel II y destinado a reinar hasta que renunció a todo por su amor. Tras su publicación en 1980, las memorias de la duquesa de Windsor se traducen por primera vez al español y en ese libro biográfico nos hará conocer (y comprender) a esta controvertida americana que conquistó el corazón de un rey que no dudó en dejarlo todo por ella.

La historia de la duquesa de Windsor es única. Una vida en la que la realidad superó claramente la ficción. Cubre los periodos que comprenden desde la abdicación, el amor y la pasión del duque Eduardo VIII por Wallis durante 35 años hasta el final de su vida. En La duquesa de Windsor nos descubre los aspectos más desconocidos de esta pareja que, pese a las críticas, no dudó en ser fiel a sí misma y en buscar su felicidad juntos, aun lejos del Reino Unido y del destino para el que había nacido y se había preparado a conciencia el tío de la reina Isabel II.

El matrimonio de los duques de Windsor causó muchas grietas en la relación de ellos con la familia real de Inglaterra, para quienes la abdicación fue una falta de responsabilidad con el destino que la vida le habia dado al rey.
El matrimonio de los duques de Windsor causó muchas grietas en la relación de ellos con la familia real de Inglaterra, para quienes la abdicación fue una falta de responsabilidad con el destino que la vida le habia dado al rey. - Foto:

Amiga íntima del duque y la duquesa de Windsor, la autora del libro, Diana Mitford, quien recibió el título de lady Mosley tras su segundo matrimonio, fue asidua invitada a sus fiestas en París o al ‘Moulin’ de Orsay, el pueblo francés donde fueron vecinos. Con su inimitable estilo maliciosamente inteligente, ingenioso y perspicaz, la autora pinta un inolvidable retrato de su amiga y captura con realismo la personalidad de la duquesa, su encanto y también sus sombras.

El gobierno del Reino Unido y la monarquía manifestaron su oposición rotunda al matrimonio no solo por que la señora Simpson era una mujer casada y divorciada, algo que no permitía la iglesia anglicana en ese momento, sino por otras objeciones legales, políticas y morales. Y aunque Eduardo podía como monarca y jefe de la Iglesia cambiar las cosas, el consejo que le dio su familia fue que desistiera de esa locura. La opinión pública mantenía su posición de que el rey no podía casarse con ella y, al mismo tiempo, permanecer en el trono. Tampoco les sonaba la idea de que la señora Simpson fuera su consorte, pues si tenia a sus espaldas dos fracasos matrimoniales, su interés en el rey no podía deberse a otra cosa más que al dinero y la posición, pero no al amor.

¿Qué fue lo que cautivó tan profundamente al rey Eduardo VIII hasta el punto de hacerle renunciar al trono con tal de no separarse nunca de Wallis Simpson, una estadounidense divorciada por quien las malas lenguas aseguraron que había perdido completamente la cabeza y por cuyo amor no dudó en abdicar al trono británico? Esta es la pregunta que aborda Diana Mitford, y que, en La duquesa de Windsor podremos descubrir.

Como Winston Churchill aseguró en una ocasión, “el amor del duque por ella está entre los grandes amores de la historia” y, con estas memorias ágiles, envolventes y de lo más detalladas, podremos conocer un poco más a Wallis y entender cómo Eduardo VIII lo dejó todo por ella sin arrepentirse jamás del paso que había dado por amor. Un amor que muchos comparan hoy, salvando las diferencias, con el del príncipe Harry y Meghan Markle.