Tendencias
La hembra fue observada en inmediaciones del Páramo de Mejué. Foto: Darío Vera.

medioambiente

Osa de anteojos y sus dos crías fueron vistas por primera vez en Chinácota

En confinamiento y en Viernes Santo, un campesino logró el avistamiento en una zona rural de esa población de Norte de Santander, muy cerca de su casa. La Fundación Huellas Unidas solicitó a las autoridades de la región garantizar la protección de los animales para evitar que los cacen.

Para Darío Vera, un humilde campesino del municipio de Chinácota, en Norte de Santander, la Semana Santa que acabó de culminar será inolvidable

Si bien no pudo asistir, por primera vez, a las eucaristías y demás celebraciones religiosas en el casco urbano por cuenta del aislamiento obligatorio para prevenir el contagio del coronavirus, sí logró presenciar un evento nunca antes visto en esa población: el avistamiento de un oso andino, también conocido como oso de anteojos. 

Le puede interesar: Captan imágenes únicas de osos de anteojos jugando en el Parque Nacional Tatamá

Cuando se traslabada por la vereda Iscalá Sur, en inmediaciones del páramo de Mejué, ubicado en el Parque Nacional Natural Tamá, el Viernes Santo, escuchó ruidos extraños en una de las pendientes que hay cerca a su casa. De inmediato hizo una pausa y dirigió su mirada hacia lo alto. Una hembra merodeaba el lugar junto a sus dos crías en la cima. Gratamente sorprendido decidió sacar su celular y tomar algunas fotos para luego mostrárselas a sus familiares.


Se presume que por el silencio que existe por estos días en la zona, la hembra y sus crías bajaron a explorar el territorio. Foto: Darío Vera. 

Las imágenes llegaron a redes sociales y comenzaron a circular. Desde la alcaldía celebraron el avistamiento, pero a su vez hicieron un llamado a la comunidad a proteger esta especie, ya que no es frecuente que baje a zonas donde existe presencia de humanos, aunque por cuenta del silencio y la tranquilidad generada tras el confinamiento, es probable que hayan decidido explorar el área. 

Le sugerimos: Matan a tiros a una osa de anteojos en el Cauca

La presencia de osos de anteojos, que se encuentran en estado vulnerable, de acuerdo con la clasificación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), es un indicador positivo del estado de conservación en el que se encuentra esa zona. Se estima, de hecho, que el 90% del área aún no ha sido intervenida por el hombre, por lo que se constituye en un corredor estratégico para esta y otras especies. 

A su turno, la Fundación Huellas Unidas de Chinácota solicitó a las autoridades de la región que esta hembra y sus crías sean protegidos de cazadores furtivos.  

Lea también: El arrepentimiento fue la única condena contra indígena que mató un oso de anteojos

En Colombia, el oso de anteojos es llamado como "el guardián de los páramos". Tiene presencia en 22 de los 59 Parques Nacionales Naturales de Colombia.